Una reserva para el zorzal migratorio

Quita Espuela, provincia Duarte
El zorzal migratorio o zorzal de Bicknell, ave cantora que anida en bosques coníferos del noreste de Norteamérica, pasa el invierno en las islas del Caribe, donde permanece entre seis y siete meses. Uno de los puntos donde inverna en República Dominicana son las montañas de la zona este de la cordillera Septentrional, al nordeste de la provincia Duarte, entre cuyas cimas se encuentra la loma Quita Espuela.
Debido a que su hábitat en Estados Unidos y Canadá es muy restringido y en el Caribe es amenazado por la deforestación y el crecimiento poblacional, esta ave se encuentra en estado vulnerable (se estima que apenas quedan unos 100,000 ejemplares).
Por este motivo, por su importancia para la biodiversidad y a que casi el 90 por ciento de la población del zorzal migratorio inverna en territorio dominicano, fue iniciado un proyecto de conservación que involucra a los sectores público y privado y a organizaciones sin fines de lucro.
El proyecto se llama “Dos mundos: un ave” y fue presentado en la loma Quita Espuela el pasado martes, Día Mundial del Medio Ambiente, por representantes del Ministerio de Medio Ambiente, laFundación Loma Quita Espuela (FLQE), el Consorcio Ambiental Dominicano y la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (Renaepa).
Jesús Moreno, presidente de FLQE, dijo que abarcará un área de 7,000 tareas y se convertirá en la primera reserva privada del país. La mitad de estas tierras se dedicará a la preservación de la biodiversidad y el resto al cultivo del cacao y de macadamia, a la producción de miel y a actividades ecoturísticas, explicó Moreno.
Con la creación de la Reserva Privada El Zorzal, aumentará en un 10 por ciento (unas 1,033 hectáreas) el área protegida comprendida entre las reservas científicas Loma Quita Espuela (provincia Duarte) y Loma Guaconejo (provincia María Trinidad Sánchez).

Un atractivo

El zorzal es un indicador de la calidad de los ecosistemas de montaña y por eso amerita protección, indicó Sésar Rodríguez, director ejecutivo del Consorcio Ambiental Dominicano, al presentar el programa de conservación.
Rodríguez expresó que con este proyecto pretenden que, así como ocurre con las ballenas jorobadas, “venga gente del mundo entero a ver el zorzal migratorio a República Dominicana”.
El proyecto también contempla crear mecanismos de conservación, entre ellos el pago por servicios ambientales, recuperar el hábitat degradado, continuar con el desarrollo de programas de guardaparques para guías comunitarios y promover la educación en torno a la conservación de los hábitats.
Pequeña ave migratoria
– El nombre científico del zorzal migratorio o zorzal de Bicknell es Catharus bicknelli. Esta ave migratoria pertenece la familia Turdidae y llega a medir de 16 a 18 centímetros. Su peso oscila entre los 25 y 30 gramos.
El zorzal viene en invierno al Caribe para alimentarse.
– Prefiere los bosques latifoliados, en altitudes que van desde el nivel del mar hasta los 2,000 metros. Sésar Rodríguez dice que, según estudios, debido a la fragmentación de su hábitat la población desciende a un ritmo acelerado de aproximadamente un 5 por ciento al año.
– Se prefirió el área de Quita Espuela y Guaconejo para el proyecto de conservación porque se estima que esta es la zona preferida por las hembras, presentándose una relación de cuatro hembras por un macho.
– La Reserva Científica Loma Quita Espuela tiene una superficie de 72.5 kilómetros cuadrados y la Guaconejo 23.4 kilómetros cuadrados. La zona es de gran importancia hídrica para el país.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: