La sociedad está de psiquiatra
El comportamiento social habla de una sociedad atrapada
Escrito por: JOSÉ MIGUEL GÓMEZ
Decir que la sociedad está de psiquiatra, no es decir que está psicótica; Ni que es una sociedad de locos. Pero sería cinismo decir que es una sociedad reproductora de bienestar y felicidad para todos y todas; al menos, ni en equidad, ni en  inclusión social, que garantice educación, salud, empleo digno, seguridad ciudadana y derechos a niños (as) y adolescentes.
Las determinantes hablan de una sociedad que está de psiquiatra. 80 femenicidios en apenas 6 meses, 60 suicidios en lo que va de año, y en  junio van 12, entre los cuales 6 niños menores de 13 años se quitaron la vida; más de 2.864 delitos sexuales contra niños y niñas, quedando dos pre-adolescentes embarazada de 11 y 13 por  el padre. 438 personas han caído por armas de fuego. La epidemiología del divorcio habla de un 55% de las parejas terminan separadas; Diría que de cada 5 que se casan, 3 se separan, y uno de los tres termina en un divorcio familiar.
Socializamos en una sociedad donde las personas asumen actitudes emocionales negativas y portan un arma para cuando tengan un conflicto, en vez de aprender a desarrollar habilidades para tolerar las diferencias, resolver los conflictos y asumir la cultura del buen trato.
El comportamiento social habla de una sociedad que se imposibilita a sí misma en hacer lo correcto, a vivir con sistema de consecuencia, y con altruismo social. Más bien, es una sociedad atrapada, desigual y diferente, que busca la respuesta a sus males actuando en la consecuencia y no en las causas. Una sociedad indiferente ante el trabajo infantil, la violencia social, el bandolerismo y la corrupción, propia de una sociedad de siglo XIX.
Ese raterismo social desmedido en que todo se lo roban, desde un avión, a unos cables, desde las redes eléctricas a las cajas de muerto. Parece una sociedad en anomia total, donde la práctica social dice que la inseguridad ha generado un dominicano, con paranoia social, buscador del éxito de forma individualizada, y donde los que saben contextualizar tienen atrofia en la inteligencia espiritual.
Ahora, Ahora falta que venga uno de los actores sociales campeones en despersonalizarse a plantear que es problema de percepción y del pesimismo del dominicano resentido, y por demás, envidioso del ascenso social ajeno.
Esta sociedad está de psiquiatra; aún se siguen dividiendo la gente por el odio, se mete terror y miedo cuando no se acepta la diversidad y las diferencias. Todo lo sabemos pero nos callamos, y repetimos los mismos comportamientos, cambiando nombres y apellidos. Como decía Bonó: “los dominicanos individualmente piensan bien, pero cuando se agrupan piensan y actúan mal”. Sencillamente, estamos de psiquiatra.
Fobias, pánicos y obsesiones
Es doloroso vivir con las fobias, que nos restan calidad de vida
Escrito por: JOSÉ SILIÉ RUIZ
El otoño del 1997, me llegó en Londres preparándome para el examen médico que exige el Ministerio de Salud Británico para ejercer la medicina en el territorio del Reino Unido.
En esa oportunidad se estrenó la película Annie Hall, con el talentoso Woody Allen, poco conocido en esa época, y la bella y exuberante Diane Keaton. Fue en el cine Odeón de Leicester Square, al lado del restaurante Bella Italia, donde luego cenamos, a una cuadra de Picadily Circus. En el film con 4 premios de la Academia, ella, la novia de personalidad insegura, y él en tratamiento con psicoanalistas, varias veces divorciado. Pero ¿cuál es la relación de todo esto? es que en coincidencia con ese estreno, estudiaba en ese momento las fobias y los trastornos obsesivos, y de manera lógica disfruté en grande el melodrama que enfatizaba la gran capacidad de ambos de convertir conflictos banales en tragedias de grandes proporciones.
Hemos ¨conversado¨ de las fobias, y deseo recapitular los enfoques modernos de esos trastornos compulsivos que se acompañan de grandes ansiedades. Tenemos 6 entidades clasificadas y trataremos de hacer un resumen de ellas en el espacio que disponemos. La Fobia Específica es el miedo a un estímulo o a una situación en particular, como viajar en avión, entrar al agua, hablar en público, a un ratón, a una cucaracha, etc. Alrededor del 10% de la población sufre de estos miedos infundados e irracionales.
Los Trastornos de Pánico son estados de extrema contrariedad ante nuestras propias reacciones fisiológicas y psicológicas, frente a un estímulo que no es nocivo, se expresa como un ataque de pánico, como sería el miedo a la muerte. El rosario de manifestaciones es tan largo que amerita otro ¨conversatorio¨ pues van desde la respiración alterada, los latidos cardiacos a millón, vértigos, hasta la sensación de desmayo inminente. Muchas veces nos limitan de manera grave nuestra existencia.
Los Trastornos Obsesivos-compulsivos, caracterizados por pensamientos recurrentes o imágenes (obsesiones) estresantes, por ejemplo una persona tiene el temor de ser contaminada, o perder el control en público, o cometer un error en su trabajo. Quienes los padecen tienden a consumar acciones recurrentes como lavarse las manos repetidas veces o realizan rituales bizarros. Afecta alrededor del 3% de la población general.
Los Trastornos de Ansiedad Generalizados son esencialmente la tendencia  a preocuparse continuamente. Enfatizando siempre en las cuestiones negativas, es una patología por exceso de preocupaciones. Muchos síntomas físicos la acompañan, tales como: insomnio, tensiones musculares y problemas gastrointestinales. Cerca de un 10 % de la población padece de este disturbio emocional.
Los trastornos de Ansiedad Social (Fobia Social)  son un gran miedo de ser juzgado por los demás y de manera particular en contextos sociales, sea en el trabajo, fiestas, encuentros amorosos, al comer en compañía de otras personas. Entre sus síntomas principales está la tensión extrema o ¨parálisis¨. Se acompaña con frecuencia de abuso de drogas y alcohol. El Trastorno de Estrés Postraumático es la consecuencia de un evento traumático que involucre daño físico. Es una reacción emocional secundaria a un trauma psicológico extremo: guerras, terremotos, violaciones, etc. Son los profesionales de la conducta, los terapeutas, psicólogos y psiquiatras, quienes con diversas técnicas nos ayudan a  desembarazarnos de nuestros miedos, obsesiones y fobias. Es doloroso vivir con ellas, nos restan calidad de vida.
Fuente: Periódico Hoy

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: