Julio Aróstegui Sánchez  

Crímenes sin olvido

Esto del “Borrón y cuenta nueva” llama mucho la atención de los dominicanos. Todos lo dicen, es parecido a lo que se dijo en España cuando murió Franco: Reconciliación y consenso, olvidemos el pasado. Y como decía Marx, cuando uno saca la historia por la puerta, se entra por la ventana, es decir, aquello que se intentó olvidar y dejar enterrado en la época de ese señor, ha aparecido en los 90 con una fuerza extraordinaria por obra de los nietos, la tercera generación de aquellos que combatieron en la Guerra Civil. Porque los hijos fueron los que hicieron la transición, los que se reconciliaron.

Julio Aróstegui Sánchez, el más ilustrado y reconocido especialista español en historia contemporánea, hace estas consideraciones al agotar el tema de la Recuperación de la Memoria Histórica, que es hoy un fenómeno en España, en Francia. “Esto ha dado lugar a un movimiento ciudadano, cívico, muy importante y ha afectado profundamente los estudios académicos. La universidad ha tomado en serio el resarcir las víctimas que son la parte de los vencidos”.

Dirige en la Universidad Complutense de Madrid la Cátedra Memoria Histórica del Siglo XX y es un experto en la personalidad y las actuaciones del juez Baltasar Garzón con quien ha coincidido en cursos en El Escorial, en presentaciones de libros y auxiliado en investigaciones para sustentar los casos que defiende el aplaudido y a la vez combatido magistrado.

El Archivo General de la Nación lo invitó a dictar una conferencia magistral sobre “Violencia y política en la España del Siglo XX” e impartir el curso-taller “Memorias, historia y políticas de la memoria”. Estuvo 11 días en la capital dominicana y el último se sintió abrumado por la posible salida de Garzón, que presentía, y que se hizo realidad cuando ya Aróstegui había tomado el avión hacia la Madre Patria.

“Da la impresión de que Garzón tira la toalla y abandona la lucha por el momento, cuando él sabe que está popularmente apoyado, pero sabe también que el Tribunal Supremo Español está prácticamente en su contra”, manifestó. Agregó: “Será un triunfo para la derecha, pero una derrota para la justicia. Nunca me he sentido más avergonzado, demuestra que en España esto de la democracia tiene profundos males. España una vez más hace el ridículo internacional”.

Reconoce que Garzón “es un hombre difícil, incluso colérico, prepotente, y esta imagen de Garzón es la que no gusta a mucha gente, usted habla con él y es cortante, no tiene una imagen atractiva, no es cinegético, pero tiene una honradez probada, conoce bien el tema, no es manipulable, tiene una voluntad efectiva de que la justicia funcione”.

Precisa que sus trabajos en el orden político, contra el terrorismo, “la ilegalización de algún partido vasco que apoya a ETA claramente, haber metido en la cárcel a grandes narcotraficantes de Galicia, no es una cosa que pueda dejarse, si este hombre sale de la magistratura, la justicia española pierde una pieza importante”, opinó Aróstegui cuando todavía el hecho no se había consumado.

Intereses trujillistas. “Ya los dictadores no pueden sentirse exonerados de los crímenes políticos. ¿Quién iba a pensar que Pinochet podía ser recusado por un juez español estando en Londres? Hace 20 años esto hubiera sido impensable, el caso argentino contribuyó mucho a esto, a que se reparen estos crímenes. El tema está en la prensa, en las escuelas, en las discusiones políticas, ya no hay crímenes políticos que prescriban, puede ser condenado un criminal muchos años después, y de hecho está ocurriendo bastante, significa una sensibilidad, una exigencia”, manifiesta Julio Aróstegui citando casos de otros mandatarios llevados a los tribunales y condenados. Se refiere al caso dominicano y comenta: “Ustedes no han hecho nada parecido porque, ya me lo han dicho, el célebre borrón y cuenta nueva…”

Lo reitera en la entrevista y lo preguntaba en el aula a sus discípulos abogados, historiadores, académicos, catedráticos. Contó que en éste, su primer viaje al país, aprendió tanto como enseñó y que conociendo el pasado trujillista esa era la respuesta de los alumnos.

Él busca en archivos a policías, soldados, políticos, asesinos, y en algunos casos encuentra. “Es necesario devolver la dignidad política, social, a estas personas que fueron sumariamente ejecutadas por ser izquierdistas, comunistas, sindicalistas, algunos miembros del clero opuestos a Franco”, expresa.

¿Cómo ayudaría ese modelo a la realidad dominicana?- se le pregunta. “Depende de la demanda. Fueron 31 años pero que la memoria de esta gente que fue antitrujillista, que fue ejecutada, produzca una catarsis colectiva, como me han dicho los participantes. En vez de reabrir heridas tiene que producir una cohesión social mayor, pero hay muchos enemigos de esta cohesión”, presume.

Considera que ese movimiento debería ser apoyado por centros académicos, universidades, el Archivo General de la Nación y “algún político dispuesto”. Esto “tiene que surgir de ciudadanos conscientes, pero con un apoyo institucional. En España se apoya en la Ley de Memoria Histórica que establece cuales son las reparaciones, los pasos a seguir”.

Agregó que es probable que aquí, como en su Patria, “la dictadura haya dejado una red de intereses, hay mucha gente que tiene coincidencia con la dictadura porque mejoró su posición, es ese tipo de interés el que no quiere que se mueva nada”.

Para muchos parecería más un acto de venganza que de rescatar la memoria- se le observa y contestó: “Esa es la pregunta de la derecha, el Partido Popular y sus pocos ideólogos, la Iglesia y parte de la magistratura. Esto es lo que dicen aquellos herederos espirituales del régimen. Lo que se quiere es que se conozca el nombre de la persona que fue asesinada y, si es posible, que aparezcan sus verdugos”.

El doctor Aróstegui, galardonado con los más importantes premios nacionales de su país por su obra historiográfica, nació en Granada el 24 de julio de 1940, hijo de Alfredo Aróstegui y Luisa Sánchez. Experto además en la Guerra Civil, lleva publicados alrededor de 15 libros.

Escrito por: ÁNGELA PEÑA

TOMADO DE  HOY

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: