Capitán que torturó a Dilma Russeff murió hace dos décadas

dilma-roussef-joven-guerril
Uno de los oficiales que torturó a la actual presidenta brasileña Dilma Rousseff, murió en 1992 debido a un infarto y era hijo de uno de los brasileños enviados a la Segunda Guerra Mundial.
Se trata del capitán Benoni Albernaz, quien era el jefe de interrogatorios de la Operación Bandeirante, la célula de torturas de la dictadura militar brasileña (1964-1985) instalada en ciudad de Sao Paulo.
El diario O Globo publicó hoy en su portada la hoja de vida del torturador que golpeó durante una sesión de tormentos en enero de 1970 a Rousseff, entonces miembro del grupo armado Var Palmares que combatía a la dictadura.
“Cuando vengo aquí, dejo el corazón en casa”, les decía a sus víctimas.
El coronel fue recordado por Rousseff a inicios de 2000 en el libro “Mujeres que fueron a la lucha armada”, que incluye el testimonio de la actual presidenta.
“El que mandaba era Albernaz, quien interrogaba era Albernaz, pegaba y daba trompadas. Comenzaba a interrogar y si no le gustaba la respuesta, golpeaba trompadas en la cara”, dijo Rousseff, que perdió un diente en esa sesión de torturas.
El torturador dejó tres hijos y varias deudas y acusaciones de estafa una vez abandonada la carrera militar, y fue beneficiado al fin de la dictadura por la Ley de Amnistía de 1979 que impide la apertura de juicios.
Durante la conferencia Rio+20 realizada en junio la presidenta Rousseff, en diálogo con periodistas, se refirió a las torturas recibidas tras la aparición de relatos hechos por ella a organismos de derechos humanos en el año 2000, cuando era funcionaria en la ciudad de Porto Alegre.
“No siento ni odio ni venganza, pero tampoco perdón”, dijo Rousseff, y afirmó que lo más importante es “pasar la página” y esclarecer los hechos de la dictadura mediante la recién creada Comisión de la Verdad.
Rousseff dijo que no sabe el nombre de sus torturadores, pero decidió como forma de vida no elegir ni el odio ni la venganza.
“Odiar o querer vengarse de alguien es estar dependiente de la persona que uno quiere odiar o vengar”, afirmó.
Rousseff estuvo detenida desde enero de 1970 hasta diciembre de 1972. Fue torturada en el inicio de su cautiverio durante 22 días seguidos.
(Con información de ANSA)

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: