Del dicho al hecho

Cuando Federico Franco asumió la presidencia de Paraguay plasmó en su discurso un sentimiento de muchos compatriotas: que se terminaría el nepotismo que -según varios legisladores durante el juicio político- había campado en la administración de Fernando Lugo (Fuente: EFE).

Federico Franco

Federico Franco
Pero en la pura realidad, jugando a aquello de “haz lo que digo, pero no lo que hago”, apenas transcurrieron 10 días de la burda conspiración para descabezar al jefe de Estado elegido constitucionalmente, y ya el recién posicionado en la silla presidencial nombraba a una cuñada en uno de los puestos administrativos más ambicionado por la alta clase política paraguaya.
De un plumazo, Mirtha Vergara se convirtió en consejera de Itaipú -el mayor complejo hidroelétrico del continente- que lleva una bicoca salarial de algo más de 10, 470 euros mensuales.
Así de sencillo a pesar de la vigencia de una ley en la que textualmente “se prohibe el nepotismo en la función pública” y para los máximos ejecutivos estipula que “no podrán nombrar en cargos públicos de designación directa, no electiva, a parientes comprendidos dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad.
Como es natural las críticas han comenzado a llevar sobre el resquebradizo piso del poder usurpador. Y no es para 
TOMADO DE CUBA DEBATE

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: