La prostitución masculina  no es precisamente un oficio nuevo. 

En la Italia del siglo XVII estaban de moda. Los cicisbei eran los jóvenes y apuestos caballeros que hacían compañía a las damas de la alta sociedad en fiestas, actos sociales, estrenos teatrales y óperas, (siempre se situaban detrás de ellas y sólo podían comunicarse a través de susurros al oído).
Tenían también la obligación de escuchar las confidencias de su amante y, algo curioso, esta relación era consentida y supervisada por el marido de la señora.
Lo cierto es que no se ocultaba y encontramos varias referencias a esta figura en la literatura, el arte y la música de aquella época

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: