Anteproyecto de ley sobre caminos productivos
Caminos deben ser asfaltados, para prolongar el promedio de vida útil
Según nuestro parecer, uno de los legisladores más laboriosos y que además ha presentado el mayor número de proyectos de ley para beneficiar el Sector Agropecuario – durante su prolongada permanencia en la Cámara de Diputados – es el licenciado Pelegrín Castillo Semán.
Su último aporte es este “Proyecto de Ley que crea el servicio nacional de Caminos Productivos”.
Ha sido un anhelo constante de nuestros hombres y mujeres del campo contar con una red de caminos de penetración, que les permitan sacar los frutos cosechados hasta el lugar de acopio, desde donde serán trasladados a los diferentes centros y mercados de distribución existentes en las ciudades de mayor aglutinamiento poblacional.
En el pasado, al no dar abasto en la antigua Secretaría de Estado de Obras Públicas y Comunicaciones (SEOPC), su Departamento de Caminos Vecinales en la construcción de vías de penetración en cafetales y cacaotales, tanto la Comisión del Café como la del Cacao decidieron adquirir, bajo el Programa 2030, equipos pesados de construcción para abrir nuevos caminos, y reconstruir o acondicionar los existentes en todas las zonas y comarcas donde se cosecharan estos dos productos tradicionales de exportación. Estimamos, ya que formábamos parte de ambas Sub-comisiones de Caminos, que pusimos en servicio alrededor de 700 Kms. entre los años 1978 hasta 1990, que fueron los de mayor actividad de las antedichas Sub-comisiones, parte del equipo pesado fue traspasado a la SEOPC y a partir del 90 las retroexcavadoras y tractores fueron “canibalizados”, tanto por influyentes políticos como por militares de alto rango, que una vez en su poder, no le dieron el mantenimiento adecuado, por lo cual el equipo se esfumó.  A nuestro favor quedó que ambas Comisiones cumplían con el requisito legal de licitación, en cuyos pliegos se especificaban los detalles de los trabajos a realizar. Varias firmas constructoras fueron beneficiadas con estas obras y pueden dar fe, no sólo de la pulcritud y transparencia de las evaluaciones, sino también del cumplimiento estricto del pago de las cubicaciones cuando las mismas eran justificadas y estaban conforme con lo contratado.
Es importante destacar, que la mayoría de los caminos se ejecutaban en terrenos montañosos, en donde había una alta pluviometría, la cual contribuía al rápido deterioro de la vía construida, por los arrastres ocasionados por los aguaceros. Es por eso que consideramos, tal y como ocurre en el Brasil, que estos caminos una vez terminados sean asfaltados para prolongar el promedio de vida útil.
Creemos que el diputado Castillo olvidó especificar en su anteproyecto que los Caminos Productivos a ser construidos deberían llevar una capa de asfalto caliente de al menos dos pulgadas de espesor, para asegurar una prolongada permanencia de utilización. Pero, como todavía hay tiempo, el proponente puede incluir este pedimento que resume el clamor de la gran masa humana que vive y desea permanecer en nuestras montañas. De lo contrario, con caminos llenos de lodo el campo será abandonado a su suerte y peligraría la alimentación del pueblo dominicano.
Por último. Es preferible, señor Diputado, hacer menos caminos pero de construcción sólida y duradera; que muchos que de ocurrir los aguaceros que el cambio climático nos sigue enviando, durarán menos que cucaracha en gallinero. El asfaltado es: una necesidad imperiosa.
Escrito por: José Antonio Martínez Rojas (B12jh2o@tricom.net)


Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: