El misterio del gabinete de Danilo Medina
LA FUNDA.- Danilo Medina no solo mató el gallo en la funda, hizo algo peor: mató el gallo y lo botó con todo y funda. No bien se había apeado del avión que lo trajo de su recorrido por Colombia y Brasil, cuando no solo enmendó la plana sobre el supuesto acoso por empleo de parte de compañeros y aliados, sino que fue contundente respecto a su gabinete. Lo dirá el mismo 16 de agosto. Los únicos cargos seguros seguirán siendo el suyo y el de la vicepresidenta Margarita Cedeño. Los demás tendrán que esperar, y no valdrá ponerse en fila, pues fuera de una cañera, nada se logrará. Muchos quisieran saber qué es lo que come o bebe para ser más flemático que un inglés, pues ve la angustia en la cara de su gente y se queda como si la cosa no fuera con él. Incluso, agravó el sufrimiento, ya que dijo — sin que nadie le preguntara — que había más cabezas que sombreros. Algo que ya se sabía, pero que en su boca suena a reparto imposible. Cualquiera se pone a llorar y no para hasta el 16 en la tarde, cuando se supone que habrán salido todos los números…

EL ESTILO.- Al margen del sufrimiento de quienes se sienten llamados pero no saben si serán escogidos, el hermetismo de Danilo Medina no es ocioso ni puede verse como algo anecdótico. Todo lo contrario. Está aplicando desde ahora lo que fuera tesis de Buffon: El estilo es el hombre. Medina podría dar sorpresas, y más que continuidad, ser ruptura. La idea que se tiene de su futura administración es de atrapada y sin salida. Como si fuera una segunda línea del Metro, en la que nada falta y todo sobra. La razón no se conoce ni se explica, pero hay cálculos que tal vez sean muy apresurados. Se sobreestima a Leonel Fernández y se minimiza a Medina. La vieja garata entre percepción y realidad, olvidando que en ocasiones la segunda alcanza a la primera, y de ahí el asombroso éxito de quienes se sobrepusieron a una derrota. No puede negarse que Fernández tiene garras, y no solo por la simbología del león, pero que admitir que Medina la suple con paciencia. Fue candidato, cuando se pensaba difícil, y ahora será presidente, y se creía imposible…
SITUACIONES.- Con ese average de espanto, hay que reconsiderar muchas premisas. Las situaciones que han salido a flote después de las elecciones revelan cosas que posiblemente Medina no había imaginado, ni contra las que se había preparado. La lucha era desigual y — sorprendentemente — a favor de la oposición. Con razón Hipólito Mejía reacciona tan violento contra el presidente Leonel Fernández. No le queda la menor duda de que fue la clave de su fracaso. Si el presidente no mete sus manos poderosas, a Medina le habría sido difícil superar a un Hipólito Mejía que había hecho todos los amarres. Se habla mucho de los recursos del Estado, en relación al uso de fondos públicos, pero el recurso verdaderamente decisivo no fue el económico. Medina hizo campaña con el dinero recolectado por su gente. El hecho de que en su primer viaje al exterior se acompañara de empresarios que no eran muy conocidos fuera de sus negocios, o de escasa figuración en política, es la mejor confirmación. La autarquía estuvo garantizada desde antes de sacar un pie a la calle…
LA INTELIGENCIA.- El recurso del Estado que fue usado a favor de la campaña de Danilo Medina fue invisible para los fines de la opinión pública. Fue la discreción y el sigilo de los organismos de inteligencia que llevaron a cabo su labor creyendo que estaban defendiendo, no una candidatura, sino al Estado. Todos los planes fueron neutralizados y todas las contingencias previstas, de manera que las acciones del oficialismo se adelantaron a las de oposición. Incluso, la observación fue tan tenaz que hubo que cancelar actos ignominiosos al sentirse descubiertos. El burlador burlado. Sin embargo, ese provecho fue consecuencia natural de la lucha. La dialéctica no impone costo ni obliga a compromiso. El Frente de Leonel hizo su parte y logró su cometido, en cumplimiento de un deber que otros para su desgracia dudaron en todo momento. No creyeron posible. Pero Medina, es el caso, tiene su propio libro, y sus páginas, por lo visto, no están subrayadas, pero si marcadas. El misterio con su gabinete es la mejor prueba…

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: