SALVADOR ALLENDE   
Santiago de Chile (PL) Trabajadores y estudiantes de Chile volvieron a converger la última semana al demandar la recuperación de los recursos naturales en jornada conmemorativa de la nacionalización del cobre por el gobierno de Salvador Allende (1970-1973).


Ver más imágenes en FotosPL 

  La Segunda Independencia de Chile, como denominó el propio Allende al proceso nacionalizador del metal rojo, es considerada por el secretario general del Partido Comunista (PC), Lautaro Carmona, como la medida económica y de soberanía más importante en los dos siglos de la historia de Chile.


A la altura de esa reflexión el también diputado chileno exhortó a formar una gran corriente de opinión nacional para renacionalizar el cobre y otras riquezas básicas.


Con la nacionalización el 11 de julio de 1971 del estratégico mineral, el llamado «sueldo de Chile» quedaba en manos de los chilenos y no de empresas extranjeras; se dignificó al pueblo, evocó asimismo el presidente del PC, Guillermo Teillier.


Este 2012 la histórica fecha, conocida como Día Nacional de la Dignidad, fue recordada con movilizaciones en las principales comunas mineras del país y en Santiago, en las que se abogó por recuperar el cobre y otros recursos como el agua y el litio, sujetos a las transnacionales.


Entre las agrupaciones que se manifestaron estuvieron la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), la Confederación de Estudiantes de Chile, el Colegio de Profesores y la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, entre muchas otras.


En ese contexto se ubicó un Banderazo por la Educación protagonizado por el movimiento estudiantil frente a la sede de la transnacional Angloamerican en la capital.


La acción fue apoyada con lienzos en edificios aledaños en los que podía leerse: «Si el cobre fuera chileno, la educación fuera gratis».


Paralelamente una marcha encabezada por el vicepresidente de la CTC, Manuel Ahumada; por la líder universitaria Camila Vallejo y por Raúl De la Puente, presidente de Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, abarrotó el céntrico Paseo Ahumada de Santiago.


Los manifestantes, que fueron reprimidos por la fuerza policial con el habitual uso de carros lanza agua y bombas lacrimógenas, entregaron una carta en el Ministerio de Minería y en la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco), instando a renacionalizar el estratégico mineral.


La misiva recuerda que con la nacionalización de 1971 el total de la Gran Minería pasó a ser controlada por el Estado de Chile.


Rememoró el documento cómo «bajo la dictadura comienza el proceso de desnacionalización», pero fue en los gobiernos de la Concertación cuando el cobre pasó a manos privadas y llega «actualmente a que el 70 por ciento del metal es producido por las grandes mineras privadas, principalmente extranjeras».


«Sólo tomando como referencia el año 2006, las mineras extranjeras se apropiaron de 20 mil millones de dólares en ganancias, lo que equivale a cerca del 75 por ciento del presupuesto del Estado», ilustró el texto.


Sobre el significado de las demandas sociales, el presidente de la CTC, Cristian Cuevas, dijo en entrevista exclusiva con Prensa Latina que los chilenos quieren ejercer soberanía sobre la principal riqueza de Chile como forma de resolver los problemas que aquejan a las grandes mayorías.


La renacionalización serviría para financiar frentes sociales de alta sensibilidad como la educación, la salud y la vivienda, aseveró.


Los chilenos tiene clara conciencia de la tremenda riqueza de que disponemos; la gente no quiere que las transnacionales sigan creyéndose los dueños de nuestra tierra, remarcó.


Lo que ha estado ocurriendo, enfatizaron los movimientos sociales en la referida carta entregada en Codelco, es el mayor saqueo de la historia del país, y otro Chile sería posible si lográramos revertir ese ilegal despojo.


Como signo del latrocinio, un avezado analista local graficaba cómo el aporte de recursos que da Codelco al erario nacional versus el aporte de las 10 empresas privadas que operan en la gran minería aquel es hasta tres veces superior.


Es una verdadera locura lo que se llevan las transnacionales de Chile, señaló.


De ahí la transversalidad ganada en el reclamo de recuperación de las riquezas naturales y el alcance de la conmemoración del Día Nacional de la Dignidad en este 2012.


Conmemorar la nacionalización del cobre hecha por el gobierno de la Unidad Popular es sumamente significativo en un marco de luchas y de movilización social, comentó al respecto el presidente del Partido del Socialismo Allendista, Esteban Silva.


Renacionalizar el cobre en particular es un objetivo que compartimos hace muchos años, declaró a Prensa Latina el reconocido dirigente de la izquierda chilena, para quien la batalla por los recursos naturales va aparejada a la lucha por una nueva Constitución.


Chile requiere un cambio de rumbo de fondo que restablezca el poder social respecto del capital privado, indicó.


Acerca de la demanda de renacionalización consideró que es extensiva asimismo al litio, al agua y al mar de Chile.


El mar ha sido privatizado y ahora el gobierno de la derecha pretende privatizarlo más aún, opinó en alusión a un polémico proyecto de ley gubernamental a examen del Congreso y que suscita el rechazo de los pescadores artesanales.


Este es un país que ha perdido toda la soberanía económica, pero Esteban Silva anotó en tono esperanzador: «La soberanía popular y social se está recuperando en las calles, en las universidades, en las escuelas, en los sindicatos».


Por Tania Peña

Corresponsal de Prensa Latina en Chile.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: