La tragedia de Denver contada por los sobrevivientes
Redacción
BBC Mundo
 
En la mañana de este viernes, horas después del tiroteo en Aurora, Colorado, varios testigos describieron la masacre en distintas entrevistas.
Según ellos, cuando habían transcurrido aproximadamente 20 minutos de la película de Batman «El Caballero Oscuro Renace», el sospechoso James Holmes -de 24 años- irrumpió por la parte delantera de la sala a través de la puerta de emergencia del lado derecho.
«Tenía un traje antibalas, parecía un miembro del equipo de ataque y armas especiales SWAT», dijo Jennifer Seeger de 22 años, al canal de televisión estadounidense MSNBC.

El hombre, sin decir una palabra, lanzó al suelo al menos dos granadas de gas lacrimógeno.
Como vestía de negro y llevaba una cámara de gas, al principio la audiencia pensó que era una actuación en vivo relacionada con el show. Muchos de ellos habían acudido disfrazados de personajes de la saga para celebrar que eran los primeros en ver la cinta.
«A veces la gente hace ese tipo de cosas en los estrenos», dijo Tanner Coon, de 17 años, a la cadena NBC.

Sin objetivo específico

Jacob Stevens

Jacob Stevens, de 18 años, abraza a su madre Tammi Stevens tras ser cuestionado por la policía acerca de los hechos que presenció.
Cuando las bombas explotaron y la sala se llenó de gas, la audiencia comenzó a sospechar que algo andaba mal. Aún en silencio, el hombre comenzó a disparar al aire con lo que parecía ser un rifle, que luego dirigió hacia los espectadores.
«No tenía un objetivo específico», señaló el testigo Trey Freeman.
«Apareció como Terminator y empezó a disparar, disparar y disparar», aseguró otro testigo que se identificó como Evan y que acudió a ver el filme en compañía de su mujer y sus tres hijos.
El diario Denver Post informó que un sobreviviente dijo que el tiroteo coincidió con una escena de tiros en el filme.
Entre las balas y el gas, la gente comenzó a entrar en pánico. Algunos se lanzaron al suelo para evitar ser blanco de los disparos, mientras otros corrieron hacia las salidas.
«Me apuntó con la pistola», aseguró Seeger. «Estaba aterrorizada, así que entré en una de las filas y me agaché».

El detenido

La policía detuvo a James Eagan Holmes, de 24 años.
El presunto autor del ataque era un estudiante de doctorado en Neurociencia y abandonó los estudios el año pasado.
Su familia reside en California.

Entonces, el hombre comenzó a disparar por encima de su cabeza.
«Los casquillos caían sobre mí. Me quemaban la cabeza. Todo olía a pólvora», dijo.
«Lo único que escuchaba eran tiros y más tiros».

Misión: escapar

Freeman afirmó haber sentido en algún momento que algo le salpicaba en la espalda. Al principio sintió que le habían disparado, luego que era sangre de alguna otra persona. Pero solo se trataba de un vaso de agua que se derramó en medio de la estampida.
«Honestamente, pensé que me iban a disparar», dijo.
Una sobreviviente llamada Pam dijo a la BBC que se arrastró hasta la salida de emergencia.
«Estaba sentada muy cerca, así que salí bastante rápido. Los tiros siguieron sonando mientras intentaba escapar».
El hombre luego comenzó a subir por uno de los pasillos, sin dejar de descargar mientras caminaba.
Tom Sullivan

Tom Sullivan busca desesperadamente a su hijo, quien asistió al cine para celebrar sus 27 años.
«Le disparaba a niños pequeños, adultos y a muchos amigos con los que había ido al colegio», señaló Freeman.
Para aquellos que intentaban resguardarse del tiroteo entre los asientos, era muy difícil respirar.
«Pensaba, si no logro salir de aquí, voy a ahogarme», dijo Seeger.

Una escena espantosa

Algunos comenzaron a gritar que el hombre estaba disparando a todos los que intentaban escapar. Hubo un momento en que aquellos que buscaban la salidas, prefirieron devolverse y permanecer en la sala.
«Me resbalé sobre un charco de sangre y caí encima de una señora. La tomé entre mis brazos y le dije que teníamos que escapar. Pero no hubo respuesta, presumo que estaba muerta».

Tiroteos en EE.UU.

  • Columbine, 1999: 13 muertos
  • Virginia Tech, 2007: 33 muertos
  • Tucson, 2011: 6 muertos
Seeger también se tropezó con un hombre cuando al fin pudo escapar. Al sentir su pulso, intentó ayudarle arratrándolo hacia una de las salidas, pero lo abandonó al escuchar que el hombre comenzaría a disparar nuevamente.
«Corrí hacia una colina. Mientras salía vi muchos cuerpos en el suelo», dijo.
Eventualmente, los sobrevivientes lograron reunirse en las afueras del cine. La escena, aseguran, era espantosa.
«No sabía si se trataba de la vida real o de un sueño», dijo la testigo Chayyiel Jackson a la BBC.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: