NICARAGUA: PROYECTO SOCIALISTA,CRISTIANO Y SOLIDARIO DEL FSLN MAYORIA LO APOYA

Proyecto sandinista en Nicaragua, una opción de pueblo

Managua, 20 jul (PL) El proyecto socialista, cristiano y solidario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Nicaragua aglutina a la mayoría del pueblo, como opción para salir de la pobreza estructural y asegurar desarrollo económico con justicia social.
Socialistas allendistas saludan aniversario de Revolución Sandinista En la capitalina Plaza de la Fe, una multitud, llegada de todas partes del país, reiteró la víspera su confianza en el FSLN y la Administración del presidente Daniel Ortega, en ocasión del aniversario 33 del triunfo de la revolución popular contra la dictadura somocista.
Con la victoria hace 33 años, los nicaragüenses ganaron el derecho a luchar por su libertad de la mano de la juventud, tal y como ocurre ahora en este nuevo período de gobierno del FSLN, advirtió Ortega.
«Fue la juventud la que tomó el cielo por asalto aquel 19 de julio de 1979 y es la juventud en el campo, en las ciudades, la que hoy está librando estas nuevas batallas que tienen un profundo contenido de justicia», aseguró.
De no ser por la voluntad de la mayoría, hubiera sido imposible el retorno del FSLN al gobierno en 2007, luego de 16 años de neoliberalismo, y muchos menos su liderazgo en las más recientes elecciones presidenciales a fines de 2011.
La confianza de la gente plantea desafíos de toda índole y, a juicio del mandatario, los comicios municipales del próximo 4 de noviembre pondrán a prueba el proyecto sandinista de democratizar el poder.
Mediante el ejercicio en las urnas, la nación buscará ensanchar la democracia directa, con más participación a los ciudadanos en los cabildos, a través de los concejales, y la incorporación de las mujeres al 50 por ciento de los cargos, insistió el líder del FSLN.
En términos de batalla definió Ortega los tiempos que vive Nicaragua, porque será preciso trabajar sin descanso para erradicar la miseria extendida, el analfabetismo, la desnutrición y la injusticia histórica, cuando «los adversarios de la revolución tampoco descansan de conspirar y aterrorizar al pueblo», alertó.
Son tiempos, dijo, de multiplicar las victorias en Nicaragua, en América Latina y el Caribe, en situación más favorable por correlación de fuerzas frente al imperialismo, cuando gobiernos, movimientos sociales, pueblos indígenas «han encontrado nuevos espacios para sentarse y multiplicar las batallas».
Ortega invitó a sus conciudadanos, sin distingo de credos religiosos y filiaciones políticas, a redoblar la contribución a los diversos programas sociales y económicos en marcha para sacar adelante al país.
Así destacó el beneficio de políticas estatales desde 2007 hasta la fecha, como la entrega de 162 mil 807 títulos de propiedad a familias pobres y el restablecimiento de los derechos de los pueblos originarios a ser dueños de sus tierras, con el otorgamiento de más de más de 30 mil kilómetros cuadrados.
Según anunció, esas comunidades indígenas recibirán otros terrenos como parte del proceso de legalización en curso, que comprenderá un total de 34 mil kilómetros cuadrados.
Al decir de Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, se trata de una ruta por donde cada día avanzamos hacia un futuro de prosperidad y «nos toca construirlo juntos, hacerlo juntos: ese es el reto, sé que lo estamos asumiendo».
A %d blogueros les gusta esto: