SE CULTIVA EN CASI TODO EL PAÍS
Moringa mueve la economía en Nagua
EN BAOBA DEL PIÑAL, NAGUA, EXISTEN FINCAS DEDICADAS AL CULTIVO DE ESA PLANTA
  • El cultivo de Moringa data de muchos años en el país y desde entonces se le ha dado diversos usos en la zona rural dominicana.
Teonilda Gómez
Nagua
Ha creado un impacto de esperanza en sectores representativos de esta ciudad, el boom generado por la reconocida Moringa o planta de la libertad. Valorada como excepcional en lo alimenticio, medicinal, agronómico y tecnológico, esta planta ha despertado el interés de amplios sectores nacionales e internacionales.
Los diferentes sectores organizados y el comercio han entrado en la búsqueda de la realidad científi ca para la utilización en el área productiva de este árbol. Con frecuencia llegan escuelas de investigación a la comunidad Vista Linda de Baoba, en Piñal, donde existen varios productores con cientos de tareas dedicadas al cultivo de la Moringa.
También llegan a la zona delegaciones universitarias y funcionarios de salud, nacionales e internacionales, que investigan las bondades de la planta. Entre las más recientes visitas se cuentan representantes de la Universidad de Hiroshima, la Universidad Central del Este, Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y Universidad Evangélica Nacional (Bonao), además de investigadores como el doctor Rubén Wernir, propietario de laboratorios que se dedican a industrializar aceites esenciales naturales para la alimentación.
Asimismo, el subdirector del departamento de investigación de Pastos y Follaje del Ministerio de Agricultura de Cuba, Raúl Ruiz Pirruguez, fue enviado por el comandante Fidel Castro a Nagua a la investigación de este árbol, ya que han comprobado su utilidad medicinal, principalmente en el tratamiento del cáncer, así como en el mejoramiento del suelo y la disminución del costo de producción de los productos alimenticios.
El experto cubano participa en los experimentos e investigaciones en el cultivo de la rosa en el municipio El Factor y la localidad Juma, Bonao, conjuntamente con el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF).
También ha estado en esta localidad de Nagua el doctor Alberto J. Núñez, del Ministerio de Salud Pública y Ciencia Técnica de Cuba, además de las universidades de Colombia, Canadá y otras regiones del Caribe, a fi n de certifi car la utilidad y benefi cios que puede aportar la Moringa.
Una de las plantaciones más extensas se encuentra en Baoba de Piñal, donde la sucesión Diloné Alvarado Asociado junto a Eleazar Mota Henríquez tienen un acuerdo hasta el año 2013 para seguir produciendo este árbol. Allí se reciben delegaciones de grupos de naturalistas de todo el territorio nacional, para observar cómo se cultiva la Moringa.
La siembra se realiza tanto por estaca como por semilla, mientras al personal que labora en el cultivo se le paga por jornal o por ajuste. A los cuatro meses el follaje ya se puede cortar, produciendo cosecha tres veces al año.
Las hojas se usan para hacer té y se ofertan empacadas no solo en Baoba de Piñal, sino también en Payita, Cabrera, Nagua, El Factor y otras comunidades. Algunos productores la entregan gratis a personas carentes de recursos, que buscan la Moringa como alternativa por algún problema de salud.
También son vendidas las hojas secas empacadas en supermercados, farmacias y en la casa del señor Eleazar Mota Henríquez, en la calle Gastón F. Deligne, próximo a la parroquia del Divino Niño, donde funciona Agroindustria Biótica Dominicana Henríquez. Se puede encontrar, asimismo, en la calle Emilio Conde casi esquina Mercedes Bello, en el negocio de Productos Naturales Doña Gladys, propiedad de la Sucesión Diloné Alvarado.
Profesionales de la medicina, como el doctor Félix Joaquín, aunque no la producen, la adquieren y la venden en su farmacia, donde ya elaboran pastillas con la planta, las que también receta en su consultorio.
La Asociación de Productores y Consumidores de Moringa del Nordeste y productores no organizados siguen ampliando el cultivo de esta planta, que también procuran en esta región personas provenientes de Venezuela, Puerto Rico, Panamá, Suiza, España y Estados Unidos.
Los centros naturalistas y los laboratorios nacionales e internacionales y ciudadanos comunes vienen también en busca de explicaciones sobre cómo usar la Moringa.
El productor José Diloné Alvarado dijo que la siembra sea por semilla o por estaca sale a 15 ó 20 pesos una planta. Explicó que la producción es manual y que las 67 tareas que tiene en principio no son rentables ya que hay que invertir en la compra de la mata, chapeo del terreno, todo orgánico porque en este proceso no se utilizan químicos, y 500 pesos diarios a un obrero o por ajuste.
Sin embargo, indicó que con la utilización de una chapeadora de cuchilla ha abaratado el costo de producción de la Moringa.
Refi rió que tiene vendedores hasta en Bonao y ha iniciado, al igual que Eleazar Henríquez, la elaboración de cremas para la piel que combinan el olor de la Moringa con Anís de Estrella, Canelilla y Café. Cada frasco de la crema se vende a 500 pesos, dándole benefi cio a los vendedores del producto y contribuyendo a mejorar las condiciones económicas de aquellos que no encuentran trabajo.
Destacó la industrialización de la Moringa como el abono para aplicarlo en el cultivo de arroz, café, cacao, banano y habichuela, pues asegura que experimentos y pruebas han comprobado que es mejor producto que otros químicos, lo que ofrece a productores y agricultores otra alternativa.
El impacto de la Moringa ha sido tal que algunas personas consumen sus hojas, tallos y fl ores de diferentes formas.
Testimonios
La señora Próspera Mercedes dijo que “hace muchos años su madre le dio un té de un árbol llamado ‘palo santo’ y le explicaba que era para que ella pudiera tener hijos ya que ella no podía sostener ninguna criatura en su vientre, pero teniendo más de cinco meses tomándolo quedó embarazada y se lo atribuyó a ese palo que hoy sabe que se llama Moringa, porque una amiga de Barahona me confesó que allí se llama ‘palo santo o árbol de vida’ ”.

La mujer explicó que había gastado mucho dinero en tratamientos médicos para quedar embarazada.
Muchas personas comunes han manifestado experiencias positivas con el uso de la Moringa en el tratamiento de enfermedades como de la hipertensión, desnutrición y diabetes.
Según algunos productores, el “árbol de la vida” contiene más de 90 nutrientes, 46 tipos de antioxidantes y 34 antiinfl amatorios.
Sostienen que con todos los benefi cios para la salud, se puede sostener que la Moringa es la planta más nutritiva en la faz de la tierra. Entre sus benefi cios, citan que no tiene efectos secundarios y puede ser consumida por niños pequeños y adultos por igual.
Otros testimonios indican que al ingerir Moringa las úlceras se curan, los tumores desaparecen, hay reducción de dolores y de la infl amación de la artritis, controla la presión arterial, restaura la piel, controla el azúcar en la sangre, colesterol, asma, y las defensas se elevan considerablemente contra todas las enfermedades. 
(+)

SE USA PROFUSAMENTE EN MEDICINA POPULAR

Según Eleazar Henríquez, sociólogo y propietario de Agroindustria Biótica Dominicana Henríquez, la Moringa llegó a República Dominicana hace unos 220 años de la India, vía Jamaica. Su cultivo se ha extendido a casi todo el territorio nacional y es usado profusamente en la medicina popular.

La medicina popular plantea que la planta tiene propiedades farmacológicas, tales como antiescorbúticas, antiinflamatorias, antimicrobianas, cicatrizantes, diuréticas, purgantes, rubefacientes, estimulantes, expectorantes, febrífugas y abortivas (riesgo).
El aceite de las semillas es utilizado en la fabricación de cosméticos, perfumes y tintes, así como en el afinamiento de maquinarias de alta precisión.
Un amplio sector del mundo identifica la planta también como materia prima para la elaboración de alimentos nutricionalmente mejorados, como harinas de trigo, de yuca y de maíz, así como de arroz, jugos de frutas y leche.
Además, para la producción de proteína animal como alimentos para bovinos, cerdos, aves y peces. Y en las diferentes condiciones edafoclimáticas de las zonas deprimidas los sistemas mixtos agroforestales se combinarán los tubérculos, cereales, leguminosas, musas y herbáceas y proteína animal según la mejor práctica agronómica.
Agroindustria Biótica la usa para flexibilizar los suelos, alimentar ganado, gallinas, peces y naturalmente en procesos agrícola y producción orgánica.
Henríquez precisa que su uso disminuye los costos de producción en 78%, acorta el tiempo de cosecha en cinco días y es un alternativo para la fumigación.
El presidente de la Asociación de Productores y Consumidores de Moringa del Nordeste indicó que la “biomoringa” se está experimentando en la plantaciones de arroz en El Pozo y en Gima de Cotuí, así como también en las plantaciones de banano, café, cacao y habichuela.
La planta se conoce en Barahona como “palo santo o árbol de la vida”, en San Juan de la Maguana “Palo Remedio” y en Santiago como Moringa.
En el Limón de Samaná se da en forma silvestre, también en Baní, Mao, Santiago, Puerto Plata y San Francisco, donde existe una asociación de productores. 
FUENTE LISTIN DIARIO

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: