El PRD del futuro y una proyección al 2016
César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
La tarea que le espera en los próximos dos años al PRD, sobre todo en el aspecto organizativo, es ardua, costosa, complicada…
Con el agravante de que no se puede garantizar ningún éxito hasta que no se supere completamente su conflicto interno, la división que corroe hasta sus entrañas, los celos, los odios, la desconfianza de unos contra los otros.
Un conglomerado que no es capaz ni siquiera de ponerse de acuerdo para determinar quiénes y cuántos son y dónde están, jamás podrá estar en condición de irse a una contienda interna ni siquiera para escoger a sus dirigentes… Y ni hablar de elegir candidatos.
Por eso resulta hasta risible cuando uno oye hablar a los perredeístas de hacer una convención o un plebiscito para renovar su dirigencia. ¿A quiénes se consultará? ¿Mediante cuál mecanismo?
Se sabe que en el PRD no hay un padrón electoral fiable. Nadie conoce a los militantes con derecho a elegir. Y la última referencia que se tiene, la del 6 de marzo del año pasado que escogió a Hipólito Mejía como candidato, fue contaminada con el voto masivo de peledeístas y reformistas que estratégicamente escogieron a quién derrotar con mayor facilidad el 20 de mayo.
Claro, los perredeístas cometieron el error de ir a una convención con padrón abierto, que excluía sólo a los votantes que aparecen matriculados en los otros dos principales partidos del sistema, el Reformista y el PLD.
Pero ni siquiera existe ese registro de votantes, porque es la “prueba del delito”. La comisión electoral que organizó las votaciones del 6 de marzo, encabezada por el señor Esquea, lo primero que hizo fue hacer desaparecer las listas con los nombres y el registro de quienes votaron ese día. Por supuesto, de haberla dado a conocer ñcomo lo requirió el sector de Miguel Vargasñ habría quedado al descubierto la maniobra que jugaron peledeístas y reformistas en la escogencia de un candidato opositor vulnerable como el señor Mejía.
Un nuevo padrón
El PRD está abocado a levantar un nuevo padrón. Pero hasta pensarlo da grima.

¿Quiénes irán a formar parte de la lista de militantes con derecho al voto? Está por verse… Porque en eso de hipertrofiar organismos el PRD es pródigo. Desde sus mismos inicios en La habana, cuando de diez que eran seis objetaron a cuatro para encabezar su primera dirección nacional.
Y ya aquí en el país el candidato para las elecciones del 20 de diciembre de 1962 objetó a su compañero de fórmula escogido en la misma “convención” que él… Y con el paso de los años se fueron objetando unos a otros hasta llegar a la convención del Concorde en 1985, que terminó a tiros.
Porque el PRD es un partido de tal grandilocuencia que ni siquiera es capaz de determinar sus propios organismos de dirección y mucho menos aún cuantificar su composición humana.
De entrada, tiene once organismos y “frentes de masas”: Fedomusde, JRD, Barrial y Comunal, Profesionales, Agropecuario, Cultos, Abogados, Médicos, Profesores, etc. etc. etcÖ Tiene 29 seccionales en el exterior ñdonde están las tropas de Fiquitoñ, 14 regiones, 178 zonas en Santo Domingo, 58 zonas en el Distrito NacionalÖ Y de seguir contando llenaría con facilidad el espacio que me queda.
Ahora tendrá que hacer un esfuerzo mayúsculo para levantar su padrón de militantes, consciente de que muchos quedarán sin empadronar y gritarán el día de la convención, cuando vayan a votar y no aparezcan en la lista. Pero es tarea urgente, impostergable, determinar cuántos y quiénes son y dónde están los perredeístas.
De cara al 2016
Es improbable que una proyección de la situación del PRD hacia el 2016 pueda ser objetiva.

Está primero por verse si ese partido es capaz de recuperar la mística triunfalista y olvidarse de los odios internos, cosa que luce improbable de persistirse en la prédica pepehachista de que Vargas es el culpable de la derrota del 20 de mayo.
Después de eso estaría por verse si aún es posible la unificación de ese partido en torno a una candidatura presidencial con posibilidades de éxito, ver cómo llegará el PLD después de agotar tres mandatos consecutivos y 16 de los últimos 20 años en el poder…
¿Cómo estará la imagen de Leonel Fernández en ese momento…?
…Y la posibilidad, nada descartable, de que en el camino surja una tercera vía o candidatura alterna a los dos grandes partidos.
Después de todo eso ñque no es poquita cosañ podríamos estar hablando en otro idioma.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: