Danilo Medina mantiene el hermetismo estratégico sobre la composición de su gobierno, la selección de sus colaboradores y el reparto de cargos entre sus compañeros de partido, las fuerzas aliadas y el sector externo que tanto le ayudó a llegar al poder. 

César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
Extraño en un armador político como él, que en 1996 y en el 2004 le montó el gobierno a Leonel Fernández y conoce como nadie los vericuetos partidarios donde se anida la chismografía que le puede amargar la luna de miel a cualquier gobierno y añejarlo antes de empezar.
Es, sin ninguna duda, una estrategia riesgosa que aunque lo libera de la presión directa de compañeros, amigos y colaboradores, podría enajenarle el apoyo de un amplio segmento de su base política, nada recomendable para un gobierno que empieza cargado de dificultades.
El próximo jueves –de hoy en ocho, como dice la gente– jura el nuevo gobierno y nadie sabe todavía quiénes irán a cargos públicos y quiénes tendrán que quedarse fuera. Porque “no hay sombreros para tantas cabezas”.
La incertidumbre ha comenzado a preocupar a muchos colaboradores de Danilo, particularmente a los más connotados dirigentes peledeístas. Y ni hablar de los dirigentes de las fuerzas aliadas, en su mayoría sin arraigo significativo con el Presidente electo y su entorno. Ni siquiera ese entorno está seguro.
En la distancia
Gente de su intimidad política, como Temístocles Montás, Francisco Javier, Monchy Fadul, Felucho, Almeyda, Euclides, Pina y otras figuras del peledeísmo tradicional y miembros de su Comité Político, no han podido tener ningún acercamiento con Danilo en las últimas semanas.

Todos ignoran si van o no a posiciones ministeriales en el gobierno que inicia el otro jueves.
Algunos de ellos han reaccionado muy molestos porque no llegan a comprender cómo es posible que ni siquiera les retornen sus llamadas aunque sea por la vía secretarial.
“A mí hasta me borró del bb…”, me comentó uno de los más connotados dirigentes peledeístas hace apenas unos días. “Ya ni Carlitos aparece…”, le secundó otro de inmediato para referirse a Carlos Pared Pérez, diligente amigo y asistente eterno de Danilo Medina.
Y sus dos secretarias –Kenia Lora y Martha Asencio– tampoco dan señales de vida cuando las llaman los compañeros de partido y viejos amigos de Danilo tratando de concertar citas.
Una carta misteriosa
Ayer comentaba en televisión ese hermetismo de Danilo. Y una amiga misteriosa, que se mantiene en la distancia porque prefiere el anonimato, me envió esta cartita: Hola César: Escuchaba esta mañana cuando te referías a la particular situación por la que atraviesa el presidente electo, Danilo Medina en esta, para muchos, larga transición.

Y resulta que DM, a diferencia de la gran mayoría de sus correligionarios, conoce al dedillo, al pelo, cada uno de los que lo rodean, ya sean cercanos, aliados circunstanciales, amigos y hasta enemigos.
Conoce exactamente sus aspiraciones, deseos y necesidades; ha compartido con la mayoría de esos a los que hoy mantiene a una distancia prudente, y que por razones que sólo él conoce, debe hacerlo.
Recuerda que en aquel enfrentamiento interno tuvo la osadía de “desaparecer” del escenario político de una forma tal que casi todos pronosticaron su entierro como figura pública y hombre fuerte del peledeísmo. Tanto así, que su determinismo provocó el ascenso de otros que sólo pudieron hacerlo por vía de consecuencia.
Este es un tema de fascinante discusión, pero que conlleva mencionar y recordar sucesos que muchos quisieran hoy borrar. Escribirlos, para mí, perdería la magia de la disensión de forma personal.
De todos modos, se mantiene el tiempo lluvioso en nuestro país, y puede ser una condición propicia para una excelente producción de tu parte en materia de opinión.
Estoy segura que en tu interior encontrarás la justificación adecuada para este comportamiento de un hombre que, como Danilo, carga además la pesada condición geográfica de hombre del Sur Profundo. Otro abrazo afectuoso, César.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: