LOS APLAUSOS.– Danilo Medina conseguirá más aplausos como gobernante por los funcionarios de esta administración que deje fuera, que por los nuevos que designe. La opinión pública no se intriga tanto por lo que vaya a continuar, o porque haga lo que nunca se haya hecho, sino por lo que se ocupe en corregir.
Orlando Gil
orlandogil@codetel.net.do
Aunque se barajan nombres de actuales titulares y se promueven potenciales “sorpresas”, falta poco para conocer o confirmar. La desesperación  debiera ser más recatada, pues al final, lo bueno o lo malo, será de su responsabilidad. Diógenes de Sínope, también llamado El Cínico, aunque anduvo con una linterna a plena luz del día buscando hombres, fracasó en su cometido. No encontró a nadie con virtudes que se ajustaran a su concepto de hombre, y que no solo fuera honesto, sino de igual forma capaz. Medina, que se sepa, no hizo ni encargó a otros ese trabajo de scout, tan imposible como lo fue para Diógenes en la antigüedad. Con solo pensar que cante con gallos conocidos o are con bueyes cansados, las expectativas no deberían volar muy alto…
LO BÍBLICO.- La suerte de Danilo Medina podría tener connotación bíblica si se recuerda cómo superó el Señor el trance de que si el sábado era para el hombre o el hombre para el sábado. Ahora se trata de lo mismo. Es el cargo para el hombre o el hombre para el cargo. Si dejara uno o dos funcionarios por un año, o por dos, como se comenta en algunos círculos ¿sobre qué base podría removerlos a mitad del período? Por ejemplo, Medina asumió tres de los pactos contenidos en la Estrategia Nacional de Desarrollo, uno de los cuales es el eléctrico. ¿Qué significa eso? ¿Que Celso Marranzini se queda o se va de la CDEE? Hay funcionarios que perdieron la lengua después de la campaña. No comparecen a programas ni hablan con periodistas. Esa, entienden, es la mejor manera de preservarse.  Marranzini, sin embargo, hace todo lo contrario. No hay micrófono que le pase por el lado que no se lleve sus palabras, que no siempre son prudentes. Incluso, se cree que con él Medina tiene un desafío. ¿Cómo dirigir un equipo en que hay jugadores que tienen ideas propias o un estilo muy suyo?…
LOS PACTOS.- Parece que los pactos de la Estrategia Nacional de Desarrollo fueron olvidados, pues Danilo Medina reiteró que asume por lo menos tres: el de Educación, el Eléctrico y el Fiscal, y ningún  sector reaccionó. Ni a favor ni en contra. Por ejemplo, el Fiscal. Si existe un acuerdo, y fue aprobado por entidades públicas y privadas, y asumido por un candidato que ahora es presidente electo y dentro de una semana jefe del Estado, no habría mucho que discutir. Acaso la forma de llevar a la práctica lo que está desde hace un tiempo en papeles. Sin embargo, eso no es lo que se ve, ni se espera. Si del Código Atalí, que fue tan costoso, solo se retiene el concepto de “cohesión social”, del Código Montás, o La Estrategia,  deberá quedar menos. La reforma fiscal, ahora integral, deberá ser acometida de nuevo, incluso llevada de la mano del Fondo Monetario Internacional. Lo que facilita el entendimiento, pues el organismo hace su propia presión, y como nadie quiere al gobierno suelto de mano, aunque no haya elecciones de por medio, se accede como mal menor…
LO COMPLEJO.-   Así, se en-tiende porqué no pueden hacerse los nombramientos a lo loco, o creerse que cualquier compañero o aliado puede ocupar determinada posición, o llevar a cabo tareas que bien concebidas y mejor aplicadas serían verdaderas hazañas. El contexto es complejo, y por igual ñdebe serloñ todo lo demás. De manera que mientras unos se angustian porque no saben si están en la lista, o si los incluirán en el sorteo, o si se sacarán los premios, otros se rompieron la cabeza buscando que cada hombre esté en el puesto correcto. Si el legado de este gobierno es lo que apuntan sus críticos de los medios y de los partidos de oposición, Danilo Medina v  a necesitar un equipo de ensueño. Lo que llaman un “dream team”. Sin que se sepa dónde está ese personal, y sin que barajar las cartas sea suficiente para que el juego resulte favorable. Aunque hay algo que le beneficia. Si se proclama que la herencia no es la mejor, y que hay que empeñarse a fondo para reorientar la barca y evitar el naufragio, esa comprensión tiene que servir de valladar a los desenfrenos…

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: