Kevin Casas- Zamora: Simulaciones y mentiras


César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
Kevin Casas-Zamora es un político tico de ascendencia cubana ñ44 años, nació en Costa Rica en 1968ñ que fue vicepresidente en el segundo mandato de Oscar Arias, cargo que tuvo que abandonar un año después por infidencias sobre un delicado tema de Estado, y actualmente es director de Asuntos Políticos de la Organización de Estados Americanos, con sede en Washington.
Estuvo aquí para las elecciones del 20 de mayo, y a pesar de que el jefe de la Misión de Observadores de la OEA era el ex-presidente de Uruguay Tabaré Vázquez, participó de forma muy activa junto a dos conocidos “asesores políticos” traídos al país por el candidato Hipólito Mejía, los señores Jaime Aparicio Otero y Rubén M. Perina, ambos ex funcionarios del organismo interamericano.
Ellos tres ñCasas, Aparicio y Perinañ fueron capaces de ver lo que no alcanzaron a ver los otros ochenta y tantos observadores que formaron parte de la Misión de Observación que encabezó Tabaré Vázquez: el robo de las elecciones al señor Hipólito Mejía, la compra masiva de votos opositores, coacción a los votantes, participación de los militares y el uso masivo de fondos públicos a favor del candidato oficialista.
Luego se ha sabido que por lo menos dos de ellos, Aparicio y Perina, tienen una oficina de “asesoría política” en Washington y que fueron contratados por el señor Hipólito Mejía para un trabajo de lobby que retardara el conocimiento del informe oficial sobre la observación electoral de la OEA a fin de que se le adicionara la carta-denuncia del candidato derrotado del PRD con sus alegatos quejumbrosos.
Esa es la razón por la que el señor Casas-Zamora, en su condición de director de asuntos políticos de la OEA, no ha puesto aún en agenda el conocimiento del informe oficial de la observación electoral del 20 de mayo, casi tres meses después de celebrados los comicios.
Aunque Tabaré Vázquez ha adelantado que las elecciones del 20 de mayo discurrieron con absoluta normalidad ñaunque con las dificultades características de procesos similares en la regiónñ, se busca que la denuncia del señor Mejía sobre la supuesta ocurrencia de “graves irregularidades” se adicione al informe de la OEA con fines que explicaremos más adelante. Pero antes es preciso referir una “aclaración” de Casas-Zamora a un artículo anterior sobre el mismo tema…
El “caza-gazapos…”
En el artículo anterior sobre este mismo tema, incurrí en algunas imprecisiones que fueron aprovechadas muy hábilmente por Casas-Zamora para intentar salirse “de las ruedas mellizas de la patana cargada de cemento”.
Dije erróneamente que fue vicepresidente de Costa Rica en el primer gobierno de Oscar Arias, y él replicó que cuando eso tenía apenas 17 años, sufría de acné juvenil y ni siquiera votaba. Y tiene razón…
Porque gracias a su primera gestión el presidente Arias ganó el Nobel de la Paz y se modificó la Constitución de su país para que pudiera volver al poder 10 años después. Contrario a su segundo mandato, que se hizo acompañar por Casas-Zamora como segundo vicepresidente, a quien le tuvo que pedir la renuncia un año después. Porque ese período de Oscar Arias se considera un verdadero desastre en materia económica, la especialidad del hoy funcionario de la OEA.
Me observó otro error el distinguido economista y politólogo graduado en las universidades de Essex y Oxford, porque dije que pertenecía a la Internacional Socialista, lo mismo que sus amigos y compañeros de aventura Perina y Aparicio, pero en realidad su origen político es el Partido de Liberación Nacional, que no tiene arraigo filosófico ni doctrinario internacional.
También reivindicó su condición de “observador de la OEA” en las elecciones del 20 de mayo. Pero no explica por qué un hombre de su jerarquía en ese organismo ñDirector de Asuntos Políticosñ no vino a la cabeza de tan importante misión.
¿Qué se busca?
Ya lo he dicho. Hay un lobby montado en Washington para que se desconozca la limpieza de las elecciones del 20 de mayo. Existe un concierto de voluntades con importante raigambre en organismos de la sociedad civil y ONG que han denunciado la “dictadura constitucional” de Leonel Fernández y el PLD y la existencia del partidismo único en República Dominicana.
Sin detenerse a analizar la razón por la que el PLD ha ganado las últimas cinco elecciones y los problemas internos que desvertebran la opción opositora que representa el PRD, el análisis superficial de esos lobistas internacionales y dirigentes de la Internacional Socialista ñcon Andrés Ayala a la cabezañ parten de los informes sesgados del predominio peledeísta en las instancias de poder, como el Congreso, los municipios, la Junta Central Electoral y las altas cortes.
A eso suman las versiones mentirosas sobre la composición unilateral de esas instancias de poder, como si el PRD no estuviera representado en la Suprema, en el Electoral, en el Constitucional y en la JCE…
…Cerrando los ojos adrede para no ver que la verdadera causa de esta desigualdad política radica en la proverbial división del perredeísmo que se muestra incapaz de dirimir sus diferencias internas de forma civilizada.
¡Como si todo el país fuera culpable de la fatalidad perredeísta!

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: