César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
Son los mismos que maldicen a Leonel y que no le perdonan su liderazgo y haber llevado al PLD a ganar las últimas cinco elecciones.
Pretenden ahora asignarle tareas a Danilo Medina y hasta decirle cómo gobernar, a pesar de que lo apostaron todo a Hipólito Mejía, fueron sus asesores de campaña y le agenciaron el apoyo de dueños de medios y de importantes empresarios de la comunicación social.
Se pasaron casi un año apostrofando y tratando de reducir y ridiculizar a Danilo Medina.
De forma perversa, intentan ahora separarlo de Leonel. Porque su malvada mentalidad los induce a pensar que así se dividiría la estructura de poder que consolida la preeminencia peledeísta en el escenario político.
Y, de paso, harían fracasar al gobierno que se inaugura pasado mañana.
Por eso la canalla mediática que accede a algunos medios escritos y abundan en los desagüaderos electrónicos que se hacen llamar “diarios digitales”ñcon muy contadas excepciones, como Al Momento.Net, de Saúl Pimentelñ, se han convertido de la noche a la mañana en consejeros del Presidente electo, a quien incluso pretenden imponer una línea de acción a partir de una fementida moralidad que de aplicarse implicaría un rompimiento definitivo con la estructura política que lo llevó al poder.
Olvidan que Danilo es hechura del PLD, que casi todos los funcionarios del gobierno de Leonel son miembros del Comité Político o del Comité Central de ese partido y que fueron quienes se fajaron en la campaña para hacer posible el triunfo del 20 de mayo pasado.
Su desvergüenza llega tan lejos que aspiran a conservar con Danilo las posiciones oficiales que detentan a través de sus cónyuges como miembros de consejos de administración de instituciones financieras que les reportan ingresos por más de 300 mil pesos mensuales.
Y hasta han llegado al descaro de sugerirle al nuevo Presidente, a través de amigos comunes, que designe a sus esposas en posiciones relevantes del área financiera en el nuevo gobierno.
Es obvio que su fantasía política les ha hecho olvidar que Hipólito Mejía perdió las elecciones y que el Presidente que se juramentará este jueves se llama Danilo Medina.
¡Qué alocución…!
Además de las elecciones del 20 de mayo, Hipólito Mejía perdió también la perspectiva política.

Anunciar una “alocución al país” horas antes de juramentarse el nuevo gobierno, raya en la más insólita ridiculez que registre la historia democrática de nuestro país.
Semejante insensatez no la cometió ni siquiera Peña Gómez en 1994 después de la crisis post electoral en que todavía se discute si realmente le robaron las elecciones; tampoco dos años después, cuando salió derrotado, con el 49 por ciento de los votos, tras una alianza del PLD y el Reformista que se consideró espuria.
Tampoco lo hizo Antonio Guzmán cuando Balaguer se iba a juramentar en el año 1974 después que la represión política y militar le obligaron a retirar una candidatura que se veía ganadora al frente del Acuerdo Santiago.
Menos podía esperarse semejante desatino de Danilo Medina horas antes de asumir el señor Mejía en el 2000, a pesar de que no ganó con el 50 por ciento de los votos, como dice la Constitución.
Una rebeldía como esa sólo se conoció en México, en 2006, cuando Andrés Manuel López Obrador cayó derrotado por estrechísimo margen frente al actual presidente Felipe Calderón Hinojosa.
Pero ese resabio ridículo le enajenó para siempre el respaldo de sus conciudadanos, a tal grado que en las pasadas elecciones apenas llegó al 20 por ciento de los votos. Igual denunció “fraude” porque como dice el refrán: “Perro hueveroÖ”
¿Qué dirá Mejía?
Nadie puede saber con exactitud con qué saldrá el señor Mejía esta noche.

Pero de entrada puede uno imaginarse que descalificará a Leonel Fernández, a quien culpará de su desgracia electoral y le atribuirá la comisión de un fraude colosal a través del uso de 80 mil millones de pesos para comprar las elecciones;  que no conforme con eso mandó a los guardias y a los policías a reprimir a la oposición; que se agenció la  impunidad con la designación de la Suprema, el Electoral y el Constitucional; que es dueño de la Junta. Y patatín patatán…
Es fácil adivinar el discurso que le escribirán y que leerá por radio y televisión esta noche el señor Hipólito Mejía.
También puede avanzarse que intentará cubrir la “vergoña” ñcomo dicen los italianosñ felicitando a Danilo y deseándole suerte… ¡Claro! ¿No será el próximo Presidente?
¡Puerco no se rasca en javilla!

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: