EL ROEDOR
Avanzó el país; ¡vamos por la Nación!

Aristófanes Urbáez
elroedor2045@hotmail.es
“El hombre no puede cumplir su destino en sociedad sino convierte sus ideas y sus deseos en hechos, porque sólo los hechos tienen verdadero valor en la vida social”.
      –Juan Bosch–
Al margen de las ideologías, “vivo” a las personas inteligentes. La inteligencia no es de derechas o de izquierdas, sino que “el ser social” la condiciona e inclina. He leído a N. Rodríguez, Ramón Pérez Fermín (creo que es hijo de Macorís), Manolo Pichardo, a Montaner y a Michael Green. Veamos qué dice la exégesis de este mosaico de ideas. Namphi R. escribió ñy somos de la misma opinión- que el “Estado Democrático y Social de Derecho”, proclamado por la Constitución, hasta que los cuatro conceptos se concreticen, se llenen de sustancia; no deja de ser una simple proclama. Pese a ello, se declara optimista, a diferencia de los pesimistas (entre los que incluye Juan Bosch). Me considero “pesimista-positivo” y diré que viviremos en un “E-D-S-D” cuando el sistema sanitario, escolar, acueductos, infraestructuras, comercio, leyes, sanidad ambiental, la falta de hambre y de abusos, hayan pasado del “papel” de Balaguer y Lasalle a la realidad. Y debo decir que no soy el único que lo cree: así piensan Mariano Germán, Ray Guevara, el juez Ortega Polanco y al menos un millón de dominicanos. (Dejaremos el pesimismo para otras entregas).
2.- Realidad, no discurso.-
Todos los medios de comunicación están hablando de la sequía en EEUU (que ha reducido a la mitad su poderosa industria agrícola); las lluvias y el “enfriamiento” de la economía China y que la Eurozona puede volver a la recesión. Sólo los que aquí hablan lo mismo de política, pelota y del “súper Sánchez”, no les da escalofríos esa realidad. En un agudo artículo, Ramón Pérez Fermín, afirma que antes “la pobreza era una estadio teóricamente superable”, pero que hoy es una especie de “cadena perpetua”. ¡Qué agudeza! Para él, la globalización desbordó la capacidad de muchos países para alcanzar el cambio, con la agravante de que “las deficiencias estructurales” de países pobres permanecen intactas, mientras la globalización los penetra sin que se puedan mantener “las normas prudenciales”. Quizás la fórmula de pensar globalmente, pero aplicar soluciones locales, podría ayudar. ¿Cómo sale un pobre, un maestro, un agrónomo o Delivery que gane 10 mil pesos de la miseria? ¿Cómo sale un desempleado, si apenas esta semana les subieron a los antidepresivos fuertes más de 500 pesos por frasco? ¡Rápido, Danilo, el fideicomiso para las medicinas! Antes, digo 25 años atrás, todo el que se “graduaba” era no sólo la alcancía de sus padres, sino que era un candidato a “clase media” (apartamento, carro, trabajo seguro, acceso al crédito, tarjetas, relaciones primarias en el medio social, etc.). ¡Pérez Fermín tiene razón! En todos los países del mundo, empresas  despiden trabajadores por miles (Google, 5,000), y se multiplican los “ni, ni”, de Danilo (ni estudio, ni trabajo). Si la población y los países se empobrecen, ¿cómo aumentamos las exportaciones? Manolo Pichardo, dominicano, presidente del Parlacen, dice, por otra parte, que la “evolución y el afianzamiento del modelo chino es el mejor ejemplo de que estamos lejos del colapso del capitalismo”, que durante otras crisis se ha repuesto la dinámica de revolucionar los instrumentos de producción, lo que ha traído fuerzas especializadas que han padecido el esquema productivo que brotó de las entrañas del feudalismo. “La crisis del efímero mundo unipolar, la creación de una plataforma económica y financiera de carácter global con la consecuente política de efecto bumerán de dislocación de las empresas, la implementación de políticas liberales salvajes que vienen desmontando el estado de bienestar en algunos países, llevará a una redefinición del poder hegemónico sin que ello implique, un desmoronamiento del sistema capitalista. Pichardo cita Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Popular (el Congreso cubano), que decía en 2010 que pese al deterioro del sistema imperialista mundial, la caída capitalista no estaba cer-ca, porque no es fácil que desaparezca, como creen algunos.

3.-¿Qué país come barato?
Michael Green afirma que en EEUU ya no hay “clase media”, porque el 80% (210 millones) estadounidenses deben casas, seguros, universidad, etc. Mientras el demócrata del güisqui, Montaner dice, siguiendo a Friedman: “Los países más ricos y dichosos son los que combinan libertad económica y libertad política; en los que el Estado no dirige la economía, ni ejerce tarea de empresarios, limitándose a auxiliar la creatividad de los individuos aportando instituciones de  derecho e infraestructura materiales”.

 ¿Cuál país está creciendo y comiendo más? ¿Acaso nosotros con el pollo, el salami y el gas? Industria y Comercio, en un gesto de cobardía y falta de ética, autorizó vender el gas propano por galón, sabiendo del robo de centenares de millones de pesos a los consumidores. Y en cada rubro alimenticio hay una “mancuerna” que aplica un doble robo: la plusvalía, y el robo directo en las mercancías, tipo Danielito Comprés con los haitianos en “Over”, de Marrero Aristy.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: