La declaración de Insulza y la jugada de HM

César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
José Miguel Insulza dejó bien claro que sólo el informe del jefe de la misión de observación electoral, Tabaré Vázquez, será tomado en cuenta por la OEA para emitir su valoración definitiva sobre las elecciones del 20 de mayo.
O sea, que los alegatos de irregularidades y fraude denunciados en sendas cartas de Hipólito Mejía a Insulza, ni siquiera serán tratados en el pleno del organismo interamericano cuando se reúna con ese propósito dentro de 15 días, el 5 de septiembre.
Ya Tabaré Vázquez, expresidente de Uruguay, adelantó el día después de los comicios que se trató de un proceso diáfano y libre y que si hubo compra de cédulas a algunos sufragantes éstas no fueron en número significativo y bajo ninguna circunstancia podrían alterar el resultado final de las elecciones.
Las declaraciones de Insulza dadas en exclusiva a Víctor Gómez Casanova e inspirada en los análisis que he venido haciendo en esta columna sobre el tema, anticipan el fracaso de la estrategia que se ha trazado el grupo de Mejía, que es no terminar de perder el espacio político que ganaron en la campaña electoral reivindicando como propio poco más de dos millones de votos que obtuvo el PRD en las elecciones.
De paso, intenta crear una presión internacional que al declarar ilegítimo el gobierno de Danilo por su origen espurio, permita crear las condiciones de una negociación política que haga posible la recomposición de las altas cortes, de la Junta Central Electoral y de la Cámara de Cuentas.
En esas tres instancias de poder se cimenta lo que llaman la “dictadura perfecta” de Leonel Fernández con la imposición del partidismo único aplicando los mismos “métodos antidemocráticos” que permitieron el “fraude” del 20 de mayo.
Tiene mayor alcance
Es probable que ni siquiera el propio Hipólito Mejía conozca la dimensión que tiene esta trama y menos hasta dónde pueden llegar sus tentáculos.

Cualquier observador, por despistado que sea, tiene sólo que detenerse a pensar en todos los informes degradantes para la República Dominicana de organismos vinculados a agencias que dicen luchar por la transparencia, la igualdad y las libertades públicas, sumados a infinidad de ONG que por aquí ni siquiera se conoce de su existencia.
Todos tienen el mismo corte: En materia de violación a los derechos humanos, nadie nos gana con los asesinatos extra-judiciales; en corrupción administrativa, estamos en el primer lugar del ranking mundial; Somos los principales esclavistas, aquí existe un apartheid, violando todos los derechos a los haitianos. En ninguna parte del mundo, ni siquiera en las sociedades tribales de África ni en la cultura árabe del burka y la poligamia, existe mayor violencia de género ni se asesina y se abusa tanto de la mujer.
Las mujeres muertas por sus parejas o ex parejas las cuentan una por una, como si no se tratara de un fenómeno universal que ha llegado como consecuencia de la libertad y la emancipación femenina que requiere otro tratamiento de carácter social.
Aquí hay corrupción en el sector público y en el sector privado, porque una está vinculada a la otra. Pero no es verdad que nos pueden colgar el sambenito de ser el país más ladrón del mundo y que todos los presidentes y todos los funcionarios van a una función pública a enriquecerse con el Erario.
Es una infamia tildarnos de esclavista, cuando a pesar de nuestros antagonismos históricos hemos acogido en nuestro territorio a más de millón y medio de haitianos con quienes compartimos nuestra pobreza; nadie como nosotros fue tan solidario con Haití cuando la tragedia del 12 de enero devastó su capital causándole más de 200 mil muertos.
La ola de Hipólito
Pero el señor Hipólito Mejía se ha montado en esa ola, que va dirigida contra el país a través de sus instituciones. Restar legitimidad a las autoridades dominicanas a partir de la independencia que les demostró Leonel Fernández y ahora Danilo Medina, es un eslabón más en esta larga cadena de acontecimientos que tienen el mismo fin.

Y como Hipólito Mejía no puede justificar la derrota y haber perdido una ventaja de más de 20 puntos que tenía sobre Danilo siete meses antes de las elecciones, se ha dejado envolver en este juego de intereses que al final de cuentas terminará con un alto costo para su ya deteriorada imagen.
Lo primero es que el día 5 del próximo mes quedará de ridículo cuando Tabaré Vázquez presente su informe descartando irregularidades el 20 de mayo.
Pero no dude nadie que sus estrategas y lobistas en Washington tienen listo ya su plan B… Sólo hay que esperar un poco.
Ayer ya lo anunciaba Andrés Bautista sólo con conocer la declaración de Insulza.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: