Fuerte contaminación de la crisis en Latinoamérica es inevitable

Panamá (PL) Para el secretario general iberoamericano y expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique Iglesias, la contaminación en América Latina de la crisis económica global es fuerte, y además inevitable.
  En una entrevista con Prensa Latina, en ocasión de su viaje a Panamá para tratar detalles de XXII Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Cádiz, España, 16 y 17 de noviembre, y Panamá en 2013, el economista uruguayo abordó temas muy actuales.
PL: ¿Los peligros de contaminación para América Latina por la crisis económica global entonces son muy reales? 
EI: Yo diría que fuerte contaminación inevitable. Muchas cosas se aceleran que no tienen una respuesta rápida de la solidaridad europea para ayudar a resolverlos. Al contrario, esos problemas pueden profundizarse y todos estamos en el mismo planeta.
Es inevitable que una acentuación de la crisis europea, de la recesión, afecte a Estados Unidos y a China, y nos va a afectar a nosotros también, aunque es cierto que América Latina está hoy con las espaldas más anchas que en otros momentos y podrá aguantar mucho mejor el embate.
Pero hay que estar preparados y conscientes que el contagio se ha puesto como una regla difícil de evitar por la globalización. Ello obliga a manejar la economía con mucha seriedad, con buenas políticas internas, gastar con cuidado y ahorrar todo lo que se pueda. Eso primero.
Segundo, movernos con la cooperación latinoamericana. La integración está hecha para defenderse de coyunturas como estas que no las podemos resolver, pero podemos amortiguarlas.
Y en tercer lugar tratar que los iberoamericanos, que es esta relación que tenemos con España y Portugal, encontremos espacios para hacer cosas conjuntas. Es el momento de luchar para que todos se pongan de acuerdo.
PL: Seguramente el tema se tocará en Cádiz.
EI: Por supuesto. Y será uno de los grandes temas. El gobierno español está muy interesado en vigorizar esta cumbre a la luz de las coyunturas actuales a fin de ver qué tenemos que hacer en las nuevas relaciones conjuntas.
PL: Con el caso griego, ¿regresará el tema del euro? 
EI: El euro cumplió su función primaria, pero todo el mundo sostiene que lo van a defender, como lo acaba de ratificar el gobierno alemán. Pero el euro no está exento de riesgos y negarlo sería una simplificación. Si las cosas se aceleran y no se buscan formas para detener el proceso de crisis con mayor solidaridad europea, los peligros en torno al euro se incrementan.
PL: Es muy profunda la crisis en Europa, sobre todo en España.
EI: Muy fuerte, pero tiene que salir de ella sobre la base de poner en marcha duros mecanismos de ajuste como los que está llevando a cabo. España está realizando ajustes muy profundos y respondiendo bien a la necesidad de ajustar la economía.
Pero se necesitan también políticas de estímulo para crecer, que a su vez requieren de ciertas formas de cooperación de la Unión Europea como la facilitación de recursos, bajas tasas de interés en España, Portugal e Italia, así como buscar alguna forma donde haya, junto con la gran actividad productiva, estímulos para que la economía crezca. Y 
en estos momentos esos estímulos no los veo.
Es decir, está todo el mundo preocupado por el ajuste pero hay muy poca preocupación por estimular las economías para crecer.
PL:¿La Secretaría Iberoamericana le tiene asignada alguna tarea específica al Parlamento Latinoamericano (Parlatino) en ese sentido? 
EI: Todas las cumbres tienen un foro parlamentario y la de Cádiz lo tendrá en la propia discusión de estos temas y de los que se van a discutir en la cumbre de Panamá en 2013. Allí hay un foro de diálogo importante, que me imagino tendrá contacto con el Parlatino.
PL: Usted que tiene tanta experiencia en América Latina, ¿cuáles son las fortalezas que ve en esta región hoy? 
EI: Bueno, fortalezas grandes. Hemos aprendido a administrar la economía mucho mejor; hacer las cosas mejor; a poner el acento en la apertura de las economías para exportar más y tener más capacidad de acción a partir de mayores captaciones.
Además, estamos abiertos en estos momentos a todos los mercados del mundo; hay economías con estabilidad, sin inflación, aunque existen excepciones, pero en términos generales esa es la situación. Hemos dominado al desempleo en casi todos los países.
Hoy América Latina tiene otra realidad, pero eso no significa que hayamos resuelto todos los temas, hay muchos pendientes, todavía queda mucha pobreza en la región, todavía nos queda una redistribución muy mala de la riqueza, desigualdad, y ese es el mayor drama que tenemos por delante.
Eso supone que debemos seguir creciendo pero para resolver los temas sociales y ver que el crecimiento económico llegue a toda la gente. Eso supone grandes desafíos.

Por Luis Manuel Arce * 

*Corresponsal de Prensa Latina en Panamá.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: