Heddel Cordero
Dicen que nuestras universidades dedican pocos recursos tecnológicos, económicos y humanos a la investigación.
Ello nos conduce y nos condena, irremediablemente, a ser una sociedad de copiones.
Copiamos los negocios que prosperan. Copiamos la televisión exitosa de otros . Copiamos las etiquetas de productos que triunfan para confundir. Copiamos los comerciales que ganan premios. Copiamos hasta las malas copias.
Entonces, copiamos porque no tenemos vocación para “inventar”. No hemos sido educados para tenacidades que nos guíen por los senderos luminosos de la invención o el descubrimiento feliz.
Crear es concebir formas, estilos, objetos, que terminen convirtiéndose en nuevas maneras de hacer las cosas. Es buscar y encontrar salidas que no sean las que todo el mundo ve.
Este concepto es válido para el arte, para la industria, para el marketing, Etc. Cuando Domingo Moreno Jimenes creó el postumismo impuso una forma nueva de hacer poesía. Cuando se ideó el autoservicio de los supermercados se concibió una nueva manera de vender.
Ir delante y de manera creativa en todo lo que el hombre hace es lo que garantiza la inmortalidad. Pues sólo así se consigue la trascendencia.
Para ser primero siempre hay que dar el primer paso hacia la búsqueda de lo inédito. Ese es el desafío.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: