México, 30 ago (PL) Los legisladores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y del Movimiento Ciudadano, hoy la segunda fuerza política del Congreso mexicano, formaron un frente común para impulsar sus iniciativas.
  Esta agrupación, más allá de intereses particulares de partidos, dará continuidad en la LXII Legislatura a la unidad de las izquierdas y mantendrá su cohesión entorno al Movimiento Progresista, afirmó el coordinador de este, Ricardo Monreal.
Monreal añadió que hay que atender la situación tan grave y crítica que atraviesa el país por el océano de sangre, violencia, desempleo, inseguridad, corrupción y complicidad.
Por su parte, el titular de la bancada perredista, Silvano Aureoles, mencionó que entre sus prioridades están la seguridad nacional; la impartición de justicia; la nueva economía; la soberanía energética; y el desarrollo sustentable.
La LXII Legislatura entrará ya en funciones el próximo sábado, cuyos integrantes resultaron electos en los comicios del 1 de julio pasado.
En otra actuación, los dirigentes de la izquierda sostuvieron un encuentro con los del Partido de Acción Nacional (PAN), la tercera representación política, con el fin de identificar coincidencias en la agenda legislativa e impulsarlas de manera conjunta en el Congreso.
El Movimiento Progresista y el PAN en conjunto tendrán más del 40 por ciento de los legisladores del nuevo Congreso.
Mientras que la primera fuerza política, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuenta con 52 senadores, de un total de 128, y 207 diputados, de 500.
Un comunicado del PRD informó que en esa reunión con el PAN se expusieron las prioridades y las condiciones políticas prevalecientes para poder impulsar las reformas políticas y electorales.
Asuntos como la reforma de medios de comunicación, transparencia, combate a la corrupción, control de deuda pública de los gobiernos estatales, la no utilización de recursos públicos con fines electorales, entre otros, formarán parte de una agenda común, agregó el texto del PRD.
Sin embargo, los representantes del Movimiento Progresista y del PAN aclararon que ese acercamiento entre ambos partidos no significa un bloque anti PRI, sino un paso para coordinar intereses legislativos comunes.
Los futuros legisladores juraron la víspera sus cargos, tanto en la Cámara Alta, cuya mesa directiva en el primer año encabezará Ernesto Cordero, del PAN, como en la Baja, que titulará Jesús Murillo, del PRI.
Mientras que el Instituto Belisario Domínguez (órgano especializado encargado del desarrollo de investigaciones, análisis y estudios sobre los temas de la Agenda Legislativa), quedó en manos del PRD.
lac/jgs

 

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: