Uruguay concibe modelo económico de forma eficiente y sustentable
Montevideo (PL) Uruguay ratificó su compromiso con un modelo económico eficiente y sostenible a largo plazo, con la celebración en esta capital del II Foro Nacional de Ciudades Sustentables Hacia Montevideo 2020.
  El evento tuvo amplia representación que incluyó directivos y especialistas de sectores como ferrocarriles del Estado, administraciones de puertos y de obras sanitarias, académicos, la facultad de ingeniería y autoridades gubernamentales.
La cita tuvo como centro tres mesas de debate con los temas: «¿De qué fuente provendrá nuestra energía en el futuro?», «¿Con qué medio de transporte llegaremos al trabajo en el futuro?» y «¿Qué pasará con nuestros residuos en el futuro?».
El programa incluyó la presentación de los puntos: Soluciones en infraestructura portuaria, Aprovechamiento energético de biogás en Alemania y Plantas de aguas residuales con uso de ese elemento como fuente energética.
De interés resultaron las actualizaciones respectivas de Roberto Kreimerman, ministro de Industria, Energía y Minería (MIEM) y Ana Olivera, Intendenta de Montevideo, sobre la situación de esta temática a nivel del país y de la principal urbe.
Paul Riezler, presidente de la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana, organizadora del encuentro, también intervino en la apertura.
RETOS PARA URUGUAY 
Mediante una corta pero sustanciosa presentación, Kreimerman enfatizó la importancia de la sustentabilidad del sistema energético y ambiental, un aspecto en el cual, subrayó, hay que abordar tanto lo global como lo local.
Mientras el primero ha sido objeto de diversas conferencias internacionales como Rio+20, entre otras, «recién ahora» los actores públicos y privados comienzan a pensar en lo local, comentó el titular.
Reflexionó el ministro que el 80 por ciento del sistema energético mundial está compuesto por combustibles fósiles, y a esto se le suman otros problemas a enfrentar.
Según datos de organismos internacionales, la población mundial en unos años rondará los nueve mil millones de personas que cada vez consuman más, con las consabidas afectaciones al ambiente, y una economía inclinada a derrochar la energía.
«La tendencia fundamental es a empeorar, así que bienvenidos los esfuerzos para mejorar», afirmó el responsable del MIEM.
«Uruguay colabora con países y organismos y aporta su granito de arena en aras de un modelo económico eficiente y sustentable a largo plazo, recalcó Kreimerman.
Significó que la política local tiende a crecer en el empleo de la energía para desarrollar el país y, a la vez, a diversificar las fuentes, y para ello ejecuta fuertes inversiones del orden de los seis mil millones de dólares.
El titular señaló que esta nación continuará con el uso del petróleo, pero la tendencia es a reducirlo, y del agua e incrementar el empleo del gas, la eólica y la biomasa, componentes más sustentables.
«A estos cinco elementos se unirá la energía fotovoltaica para cambiar sustancialmente hacia fuentes renovables la matriz energética», remarcó.
El ministro expresó que «estamos ante un problema global, un desafío nacional y un enfoque local hacia la sustentabilidad de las grandes, medianas y pequeñas ciudades del país».
PROMOVER CIUDADANÍA SIN EXCLUSIONES 
Montevideo es la capital y la ciudad más poblada de Uruguay, pues nuclea al 40 por ciento, casi el 60 si se incluye el área metropolitana, de la población de esta nación suramericana.
Ubicada en la porción meridional, además es la sede de instituciones como el Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), y está dividida en ocho municipios y 62 barrios.
Dadas sus características, cualquier acción en su entorno es decisiva para el bienestar de sus ciudadanos y, en sentido general, para el país.
Ana Olivera, intendenta de Montevideo, principal cargo en el territorio, ratificó en el Foro el compromiso del gobierno capitalino para atender estos temas.
Aclaró que la localidad forma parte de una red de municipalidades con una plataforma para el desarrollo de sustentabilidad al amparo de la iniciativa de ciudades emergentes y sostenibles.
«Ciudad sostenible es aquella que ofrece una alta calidad de vida a sus habitantes, que minimiza sus impactos al medio natural, y que cuenta con un gobierno local, con capacidad fiscal y administrativa para ordenar su crecimiento», explicó.
Montevideo formó un equipo de trabajo de 40 especialistas para trabajar en 136 indicadores referidos a 24 temáticas tan diversas como agua, saneamiento, residuos, energía, calidad de aire, mitigación de ruidos, uso del suelo y transporte, entre otros.
Olivera destacó la ejecución de obras integrales que actúan sobre vialidad, iluminación, arbolado y espacios peatonales, así como la magnitud de esas inversiones para «esta ciudad del futuro».
«Cuando pensamos en sustentabilidad lo hacemos en lo físico, pero también estamos hablando de lo humano, de construir ciudadanía, de promover el ejercicio de las ciudades sin exclusiones», remarcó.
«Uno de los objetivos centrales de nuestra gestión es avanzar en equidad e inclusión, uniendo, integrando barrios, conectando, comunicando, con servicios más eficientes y la participación de todos», enfatizó.
Olivera estimó que la gente define la identidad y la marca de un lugar, «por eso es necesario mirar 20 años adelante, actuar en el presente desde la perspectiva de futuro para alcanzar y actuar en consecuencia».
«Tenemos que tener presente que los resultados como sociedad serán un indicador de la inteligencia colectiva», acotó.

Por Wilfredo Alayón *

* Corresponsal en de Prensa Latina en Uruguay.
Em/wap

 

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: