Una ONG británica dedicada a la lucha contra la pobreza culpó a los especuladores por el alza del precio de los alimentos básicos, que llegaron a su costo más alto en dos años. Esta ONG responsabiliza a los inversores por el alza de precio de la comida. Este informe sale a los pocos días de darse a conocer el Indice Global del Hambre.

El Movimiento para el Desarrollo Mundial (World Development Movement) señaló que hay inversores oportunistas que tratan de «hacer dinero fácil» en los mercados de futuros y otros valores de bolsa, lo que ha contribuido al hambre y la inestabilidad en algunos de los países en desarrollo.


Aunque la producción de granos en Rusia y Ucrania se vio este año severamente afectada por la sequía, la ONG dijo que el fuerte incremento del precio no se puede atribuir únicamente a una mayor escasez de alimentos. La escasez, señala la organización, se ve agravada por una creciente tendencia a utilizar los alimentos como un vehículo financiero especulativo. La publicación del informe coincidió con el Día Mundial de la Alimentación, que se celebró ayer.

De acuerdo a esta investigación, durante el verano boreal los especuladores financieros de la Bolsa de Chicago compraron contratos a futuro por 40 millones de toneladas de maíz. Eso es más que el consumo anual de todo Brasil. En ese mismo período los precios mundiales del trigo aumentaron más del 40%.

En ese sentido, el programa de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura afirma que hay mucha comida disponible, por lo que la escasez no puede ser la causa de los altos precios. Más de mil millones de personas sufren de desnutrición en el mundo según las cifras del informe del Índice Global del Hambre 2010. En lo que respecta a América, la situación es «seria» en Bolivia, Guatemala y Haití.