Nagua.-Este jueves y viernes 23 y 24 de mayo será incrementada la persecución judicial contra el periodista y regidor Johnny Alberto Salazar y el sacerdote Rogelio Cruz, que desde hace mas de dos años encabeza, entre otros el abogado Pedro Baldera.

Este jueves 23 a ambos, le conocerán un juicio por presunta difamación e injuria.

HISTORIA DEL PROCESO

Se trata de un proceso con el que Johnny Alberto Salazar fue condenado a cumplir 6 meses de cárcel y al pago de un millón de pesos, en una acción materializada por una jueza de Nagua, sentencia que luego fue anulada por al Corte de San Francisco de Macorís.

Ese fallo provocó un revuelo nacional e internacional debido a que se trataba del primer periodista enviado a la cárcel por presuntamente violar la Ley 6132 sobre expresión y difusión del pensamiento, la que viene de la época de la dictadura de Trujillo.

NOTICIAS RELACIONADAS PARA ENTEDER EL ACOSO
En respaldo al «insolente» y «contrahecho» Jhonny Alberto Salazar

Presidente CNDH y dirigente del PCT advierte está dispuesto a asesinar al periodista Jhonny Alberto Salazar

El periodista Jhonny Alberto Salazar y el Padre Rogelio vuelven hoy a los tribunales con la frente en alto

El síndico de Nagua confirma fue el regidor Ariel López quien le destrozó la nariz a Jhonny Alberto Salazar con un botellazo

Fijan para el 11 de abril conocimiento recurso apelación sentencia condena al periodista Jhonny Alberto Salazar

Masivo respaldo popular al periodista Jhonny Alberto Salazar, en Nagua

Manuel Salazar dice periodista fue condenado «por insolente»

Este juicio viene del 27 de marzo, cuando Baldera, llegó al Palacio de Justicia lleno de odio como en otras oportunidades, y al intentar sonreír dio otra muestra como si estuviera llorando.

Se trata de Pedro Baldera, quien llego solo al nuevo intento para que un tribunal envíe a la cárcel al periodista y concejal Johnny Alberto Salazar y al sacerdote de los pobres Rogelio Cruz.

Llego en un carro sin placa, entro por la puerta principal del Palacio de Justicia y además del odio, también llego cargado con varios macutos llenos de cuantos papeles uno se pueda imaginar.

También tenia consigo, extensiones, computadoras, bocinas, y se presume que dentro de alguno de esos macutos tenía la toga y otras indumentarias de las que usan los abogados.

En esa oportunidad, Pedro Baldera no era quien actuaba de abogado contra los dos dirigentes comunitarios, esta vez actuaba como acusador.

Quiere que igual como paso el 26 de enero del año pasado, a Johnny y a Rogelio le canten cinco millones y les manden por dos años a una cárcel, acusándole de difamación e injuria.

Posteriormente llegó uno de sus abogados, se trata de Alamny Them.

Teonilda Gómez (LA JAYITA), quien encabeza la barra de su defensa no asistió en esa oportunidad.

Mucha gente noto que hacia falta La Jayita, quien siempre llega tarde y con chorros de sudor, al parecer de cargar los motetes en los que transporta los papeles que utiliza como defensora de Pedro Baldera.

Para la ocasion, junto a uno de sus hermanos Pedro Baldera entro a la oficina de Marlene, la secretaria del tribunal en donde se conocería la audiencia.

Allí dijo que *Que ese tipo no se atreve a decirme de frente lo que me dice por radio*.

Volvió a sonreír, pero su odio al parecer es tan evidente que la sonrisa reflejaba como si fuera a llorar.

El hermano también dijo entre los dientes algunas tonterías, como aquella de que *míralo como anda con guarda espalda* y de inmediato se pregunto de el «¿por que no anda solo?».

Estas indirectas se produjeron cuando Johnny Alberto Salazar, entro a la oficina de la Secretaria con el abogado Stalyn Castillo.

Para la fecha Salazar atendio a responder: *Estamos en Semana Santa, yo les perdono* porque no saben lo que dicen.

Posteriormente llegaron dos de tres testigos que dice tener Pedro Baldera, los que procuran contribuir con que manden a la cárcel a Johnny y al Padre Rogelio, bajo el argumento de que han difamado al llamado defensor de los derechos humanos.

Del lado de Johnny Alberto Salazar, estaba su madre Ana Rosa Salazar, junto a decenas de militantes y simpatizantes del Movimiento Se Puede, provenientes de los barrios humildes en donde la organización crece vertiginosamente, trabajando junto a los mas necesitados.

El magistrado interino Pedro Julio Marmolejos, sin darle mucha vuelta al caso, atendió a presentarse y dijo que el juez titular al parecer tenía problemas de salud.

Posteriormente acogió una solicitud del abogado Stalin Castillo, quien argumento falta de tiempo para conocer la audiencia en vista de que este miércoles solo era laborable hasta el medio día, en vista del feriado de la Semana Santa.

El magistrado Marmolejos acogió el pedimento del abogado que defiende al Padre Rogelio y a Johnny Alberto Salazar, y escogió el 23 de mayo de este año, como nueva fecha para conocer la demanda, que se convirtió en el capitulo numero dos de un plan persecutor en contra de una regiduría al servicio del pueblo y en contra de la libertad de prensa.

La audiencia fue fijada para las 9 de la mañana y antes de las 11 ya cada quien retornaba a sus respectivos lugares.

El Padre Rogelio continúo con sus labores de trabajar con los más humildes incrementando sus actividades en esa Semana Santa, tiempo de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Johnny Alberto Salazar, a ponerse al servicio de las autoridades del COE junto a más de 50 voluntarios del Movimiento Se Puede, que trabajaran para ayudar a salvar vidas en esta temporada de reflexión.

La parte adversa compuesta por resentidos sociales no se supo de su agenda, aunque a decir de muchos no estaría ligada a la religiosidad en vista de que ni siquiera creen en Dios.

Para este 23 de mayo, el periodista y regidor Johnny Alberto Salazar, procuran incrementar los trabajos de terminacion de una casa que el domingo 26 Dia de Las Madres, dejara inaugurada junto a la militancia del Movimiento Se Puede, en un acto que ha sido pautado para las 6 de la tarde.