1045154_400375340067386_875767093_n

Fui al cine a ver la película de Huchi, “El Teniente Amado García Guerrero”. Es un documento fílmico interesante y como tal tiene que ser ponderado y reconocido el esfuerzo de sus productores.

No puede nadie pensar que se trata de una gran producción cinematográfica, pero tiene buen ritmo, mantiene el interés del espectador y se distancia en mucho de las comedias de televisión que aquí suelen llamar “películas” .

Fui a verla con mi nieto Pedro Augusto, que al mismo tiempo es bisnieto de uno de los complotados en la muerte de Trujillo que resultó herido en el ajusticiamiento, Pedro Livio Cedeño… Pedrito, orondo, quiso esperar que yo viniera de España para ver la película conmigo y le explicara cada cosa en vista de que su padre está aquejado de salud.

Ese detalle conllevó para mí un esfuerzo adicional porque a sus 10 años el nieto tiene mucha referencia de la heroicidad del bisabuelo, y el atentado para matar a Trujillo forma parte de la historia íntima de su familia paterna.

Para su entendimiento, algunos detalles de la película resultaron confusos. La personalidad desdibujada de Trujillo, por ejemplo, le llamó mucho la atención, y al finalizar la película me llegó un aluvión de preguntas que me impusieron interpretaciones sobre interioridades de la filmación que ignoro por completo. Pero sobre la historia del dictador, su personalidad, sus perversidades, sus crímenes, sus robos… le expliqué muchas cosas.

¿Tenía Trujillo la personalidad esquizofrénica y ridícula que se proyecta en el film…? Claro que no. Con el agravante de que la historia no se puede descontaminar. Las cosas son como son, no como uno quisiera que sean.

No era un mequetrefe…
El dictador era cruel, asesino, impiadoso con sus enemigos… Pero su personalidad distaba mucho del mequetrefe desquiciado que pinta la película. Trujillo fue un hombre elegante, siempre bien aliñado, de gran personalidad, esbelto y de porte distinguido. Nada que ver con este regordete de voz afeminada que estallaba en cólera sin razón y que chillaba como un loco lanzando improperios a diestra y siniestra. El tono de voz de Trujillo era chillón y grave, que no afeminado… La historia de Trujillo, incluido el episodio que condujo a su muerte en la carretera de San Cristóbal, está llena de acontecimientos que demuestran su valor personal y militar. En la película de Huchi, incluso, se mantiene fiel la versión de que el dictador aún herido de muerte enfrentó a sus atacantes.

La película desdibuja por completo la recia personalidad de un hombre que gobernó a sangre y fuego por más de 30 años, que se rodeó de las mentes más lúcidas de su época y que demostró habilidades para dirigir un país de característica rural en la primera mitad del siglo XX. Ese mequetrefe que sale en la película no habría gobernado la República Dominicana ni un solo día en ninguna época .

Mucho menos haberse erigido en ley, batuta y constitución durante 30 años en una sociedad díscola que ha ejecutado cuatro magnicidios en su corta historia .

…Y el teniente Amado
La historia del temiente Amado García Guerrero es bastante fiel. Presenta a un joven militar de comprobado valor que desafió la dictadura desde el núcleo más íntimo del gobierno y jugó un rol determinante en la ejecución del atentado que descabezó la dictadura.

Es resaltante la actuación del actor que encarna el personaje… Pero quien realmente se luce en la película es el actor que personifica al cruel jefe del Servicio de Inteligencia Militar, John Abbes García.

Igual reconocimiento debe merecer el actor que hace el papel del Capitán Andújar, mano derecha de Abbes y enemigo jurado del teniente García Guerrero, un sádico oficial del SIM que, aunque no se documenta su existencia en la vida real, bien pudo haber sido cualquiera de los tantísimos torturadores de la 40. La película de Huchi no es como para ganar un Oscar de la Academia Cinematográfica de Hollywood, pero como documento histórico hace justicia a un auténtico héroe nacional.

¡…Hay que verla!

 

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: