Pablo McKinney

“… y seguir de modo cruel, con la infamia como escudo, difamando a los barbudos… y en eso llegó Fidel”. Carlos Puebla y sus tradicionales.

Esto de barrer pa’ dentro… buscando el Centro, es una estrategia política que dio excelentes resultados a un doctor Peña Gómez que, visionario (y lustros antes del fin de la Guerra Fría), miró más allá de la curva….encontró luz al final del túnel, y raudo y veloz buscó amparo en la Internacional Socialista y sobre todo en los llamados liberales de Washington encabezados entonces por el presidente Carter. (Para entonces, para cierta izquierda sonámbula criolla todo contacto con Washington era una traición a la patria y te convertía “ipsofactamente” en agente de la CIA).

Con ellos y el voto del sufrido pueblo dominicano logró José Francisco sacar del Palacio Nacional a Joaquín Balaguer.

Casi 20 años después de aquel agosto de 1978, -entre 1995 y 1999-, Temo Montás, Danilo Medina y Leonel Fernández, con el visto bueno de la mayoría del Comité Político morado, tomaron el mismo camino… barrieron pa’ dentro buscando el centro y ahí están los resultados.

Hoy presidente, Danilo Medina ha dado continuidad y ha profundizando esa política de centro que con éxito ejecutó Leonel  Fernández. (En esa profundización está la “naiboa”).

El presidente Medina tiene bien claro que no es correcto que un mandatario rompa con su base política y social que le llevó al poder, sí, pero también sabe que en la política de hoy, para ser exitoso se debe de ser plural, nada sectario… y centrista de vicio. Barrer pa’ dentro. Eso. Eso, profesor, la dulce enfermedad del centrismo.

Se trata de que en el barco gubernamental quepan todos… o casi todos, incluidos los más cáusticos, cínicos, irrespetuosos, corrosivos, y/o “insultosos” enemigos de antes, al fin, la política siempre ha hecho extraños compañero de cama, que nos decía Fraga en las Españas.

Es la democracia y sus imperfecciones, imponiendo sus reglas electorales y de lucha mediática. Por algo la democracia es el peor de los sistemas políticos, con la única excepción de todos los demás, según Sir Churchill.

El gobierno no va romper con la ortodoxia peledeísta, ni arrebatará del todo los botines entregados (en pago a servicios electorales prestados) a los partidos y partiduchos de su Bloque Progresista, Cancillería incluida. Pero muy correctamente seguirá ofertando amores y acariciando egos, repartiendo abrazos entre esa sociedad civil que la torpeza perredeísta dejó huérfana. Amigos de ultima instancia y tantos años, ay, ¿Te acuerdas, Milagros, te acuerdas Hugo, te acuerdas José Francisco… debajo de la tierra? Mi casa era llamada la casa de las flores. Era una bella casa…”. (Neruda. “Explico algunas cosas”.)

El PRD se olvidó de Peña y sus postulados de participación social, y eso le  alejó del poder… y de cierta sociedad civil poderosa, dominante, imperial y casi determinante en la lucha mediática de programas y diarios…

“Y en eso llegó Fidel” a barrer pa’ dentro… buscando el Centro.

 

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: