César Medina

La Junta Central Electoral plantea la eliminación del voto preferencial y retornar al viejo sistema de arrastre para el tramo congresional. El proyecto está trabado en gran parte porque el PLD no está de acuerdo
Participación. cálculos conservadores proyectan que unos cien mil dominicanos correrán por puestos electivos en el año 2016. El presidente de la JCE, Roberto Rosario, dice que el organismo está trabajando a todo vapor.
Más de cien mil correrán “en el maratón electoral” del 15 de mayo de 2016 por 4, 213 posiciones electivas, incluyendo la Presidencia de la República, en representación de 25 partidos políticos y un movimiento municipal, uno solo, en Puñal de Santiago, con la novedad de que retorna la boleta múltiple, aunque con otra modalidad.
Será un verdadero quebradero de cabeza para la Junta Central Electoral, que ha comenzado a barajar fórmulas para organizar las últimas elecciones nacionales “todos incluidos”, porque a partir de 2020 serán separadas las presidenciales y congresuales de las municipales por un lapso de tres meses entre febrero y mayo, de conformidad con la Constitución de 2010.
El propósito es que en los próximos comicios se vote con el nuevo carnet electoral que incluirá las huellas dactilares de los sufragantes de forma digital para evitar definitivamente la duplicación del sufragio y la compra de votos, como se denuncia ocurre cada cuatro años.
El proceso para renovar el carnet electoral, sin embargo, va muy atrasado si se toma en cuenta que faltando dos años y nueve meses para las elecciones aún se está en el proceso de licitación para escoger a la empresa que aplicará la tecnología, con el agravante de que no hay presupuesto para solventar sus costes multimillonarios.
La mejor alternativa es la contratación de una multinacional experta en ese tipo de tecnología de avanzada digital, con chip incluido, que llegue con financiamiento bajo el brazo, a largo plazo y con bajos intereses, aunque implique garantía soberana.
Se descartó definitivamente la posibilidad de aplicar el voto electrónico en las elecciones del 2016, aunque se contempla llevar a cabo algún tipo de laboratorio experimental como plan piloto, es decir, instalar dos o tres colegios con esa modalidad para contemplar sus resultados y proyectar su aplicación general en los comicios de 2020.
No existe definición tampoco sobre la prevalencia o no del sistema del voto preferencial en las próximas elecciones porque será potestad de los partidos decidir sobre ello. Existe una corriente aparentemente mayoritaria entre las formaciones partidarias que aboga por su eliminación.
En cambio otros, como la Federación Dominicana de Municipios, quieren que ese método se extienda a los ayuntamientos para que los regidores también sean elegidos por el voto preferencial, como los diputados. Ello constituiría un verdadero rompecabezas para el órgano electoral que probablemente tendría que tardar más de una semana para determinar ganadores… Por una razón simple.
Todos halan para su lado…
En un sistema electoral tan complejo como el que se avecina, con cinco tramos de elección y la participación de 26 formaciones partidarias, complicar aún más el procedimiento es altamente riesgoso.
La Junta Central Electoral plantea la eliminación del voto preferencial y retornar al viejo sistema de arrastre para el tramo congresional. Las opiniones están divididas entre los partidos mayoritarios: El PRD acepta su eliminación; el PLD, no. El Reformista, tampoco. Y los llamados partidos emergentes también dividen sus preferencias.
El problema es que con la implementación del voto preferencial se pensó eliminar el arrastre a nivel de los diputados y la presión que ejerce el voto en bloque sobre las candidaturas municipales. Pero resulta que a la larga el problema es mayor porque el arrastre se produce en el sentido inverso, es decir, el diputado arrastra al senador, algo insólito en la estructura piramidal de las jerarquías políticas.
El proyecto de la nueva Ley Electoral que la Junta elaboró conjuntamente con técnicos de la Organización de Estados Americanos, al que le han pasado tres legislaturas en el Congreso, establece la eliminación del voto preferencial. Está trabado precisamente porque el PLD no está de acuerdo, y en particular el ex-presidente Leonel Fernández que entiende que ese sistema viabiliza las alianzas electorales.
Algunas fuerzas minoritarias apoyan su eliminación porque prefieren alianzas con los partidos grandes para ganar algunas diputaciones. Otras lo prefieren porque entienden que es más fácil hacer acuerdos con el voto preferencial. Todo el mundo, en fin, hala para su lado.
(+)
VUELVE LA BOLETA MÚLTIPLE…
Para viabilizar unas elecciones que se proyectan tan complejas como las del 15 de mayo de 2016, se ha decidido en primera fase la aplicación de cinco boletas con igual número de tramos de elección, que estarán numeradas del uno al cinco.
En la boleta número uno se elegirá al Presidente y Vicepresidente de la República; en la número dos, al senador; en la número tres, a los diputados; en la número cuatro, a los síndicos; en la número cinco, a los regidores.
Es decir, el votante entrará a la caseta electoral con cinco boletas y deberá marcarlas todas para luego dirigirse a cinco urnas numeradas también del uno al cinco e ir depositando esas boletas una por una en la urna correspondiente.
Los detalles para determinar la validez o no de las boletas marcadas en caso de errores al depositarlas, no han sido considerados. Los partidos políticos tomarán esas decisiones más adelante, pero se anticipa que ese método podría provocar muchas dificultades en el escrutinio.
Las urnas con los resultados del tramo presidencial serán las primeras en procesarse, y le seguirá el conteo con los votos senatoriales. De esa forma se conocerá la elección del Presidente, Vicepresidente y senadores en las primeras horas del escrutinio para quitarle presión a la expectación que generan las elecciones nacionales.
Posteriormente, seguirá el conteo para los tramos congresionales y municipales, primero los diputados, luego los síndicos y por último los regidores.
Las posiciones en disputa
Son 4,213 las posiciones electivas a disputarse en los comicios del 15 de mayo de 2016. Concurrirán 25 partidos y el Movimiento Municipal Independiente de Puñal, en la provincia de Santiago. Podrán acudir unidos o con boletas separadas.
El de Puñal es el único movimiento municipal independiente que podrá concurrir a las elecciones próximas.
Los candidatos inscritos serán más de 25,000 en todo el país, y se calcula que por cada posición hay una media de cuatro aspirantes por cada partido, incluyendo los que ya figuran en alianzas particulares o en bloques de fuerzas aliadas.
El presidente de la Junta, doctor Roberto Rosario, comentaba muy recientemente a La Tecla que cálculos conservadores proyectan que unos cien mil dominicanos correrán por esos puestos electivos, y avanzó que debido al gran trabajo por la complejidad de ese proceso, el organismo está trabajando ya “a todo meter… sin pérdida de tiempo”.
Algunas formaciones mayoritarias, como el PRD, por ejemplo, han llamado ya a sus dirigentes y militantes a que inicien el proceso de pre-inscripción formulando sus aspiraciones a través de los organismos partidarios con el fin de que a mediados del próximo año comiencen a perfilarse esas candidaturas.
EL PADRÓN ELECTORAL A LA FECHA
Proyectado el 2016, el padrón electoral llegará a 7 millones 260 votantes, y calculando la abstención histórica de un 20 por ciento, podrían sufragar 5.8 millones de dominicanos, cifra sin parangón en la historia electoral dominicana.
Hasta hace cinco días– al 20 de agosto pasado—, el padrón electoral registraba 6 millones 831 mil 078 votantes, con un crecimiento neto de 328 mil 110 sufragantes en relación a las últimas elecciones del 20 de mayo del 2012, que era de 6 millones, 502 mil 968.
Esos votos estarán distribuidos en 32 provincias, incluyendo el Distrito Nacional, 156 municipios, 232 distritos municipales, 4,120 recintos y 14,512 colegios.
En las últimas siete elecciones, la población electoral ha crecido de 4, 251,218 electores en el año 2000, a 7,260.000 proyectado al 2016, para un promedio de 58.55 por ciento en los últimos 16 años. Al terminar la presente legislatura gubernamental, sólo dos partidos se han alternado en el poder desde el año 2000, el PRD y el PLD, el primero que gobernó por un período de cuatro años, y el segundo que agota su tercer mandato consecutivo.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: