La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 21_ago20_leon_trotsky.jpg


León Trotsky fue una brillante figura revolucionaria y su actuación en los dos grandes movimientos revolucionarios rusos que condujeron a la creación de la primera república socialista de la historia no puede ser desconocida por ningún luchador honesto. De hecho, fue el jefe del levantamiento de San Petersburgo, (…) Trotsky fue también el alma de la organización de los soviets de trabajadores campesinos y soldados de 1917, así como el fundador y jefe durante varios años del Ejército Rojo.

Trotsky era un hombre de acción y al mismo tiempo un gran agitador, un orador brillante y un escritor de alta calidad. Y sin embargo, a pesar de tener todas esas condiciones, y a pesar de que su papel en la revolución rusa desde el año 1905 y especialmente en al año 1917 fue más destacado, especialmente a los ojos de los observadores de los acontecimientos, que el que tuvo Lenin, fue Lenin y no Trotsky quien dirigió la revolución rusa y fue Lenin, menos brillante que Trotsky, quien encabezo el gobierno revolucionario en el cual Trotsky jugo papales de primerísima categoría.


¿Qué es lo que explica que teniendo tanta personalidad, siendo tan brillante y al mismo tiempo un hombre de acción excepcional y un intelectual de condiciones tan poco comunes, fuera Lenin y no él el jefe verdadero de la revolución? Lo explica el hecho de que a ese hombre extraordinario le faltaba la capacidad para comprender los secretos de la revolución desde el punto de vista teórico; y de esa falta de capacidad para conocer a fondo y en detalle la teoría revolucionaria salió su tesis de la revolución permanente, que ha fracasado en todas partes (…) porque no se ajusta a la realidad de los hechos históricos, y es de esa realidad de los hechos históricos, convertida en resumen, en esencia, en jugo del pensamiento revolucionario, de donde tiene que salir la teoría revolucionaria.

(…) el atractivo de su personalidad (Trotsky) ha sido tan grande que los que admiran su vida por lo que hizo siguen sus ideas sin analizarlas y, naturalmente, fracasan porque las ideas de Trotsky no tienen la base teórica que les hace falta a las ideas políticas para ajustarse a la realidad.


¿Y por qué es falsa la idea de la revolución permanente?


Porque la historia enseña que el desarrollo de los pueblos es desigual, no se produce ni al mismo tiempo ni en la misma forma, y es mucho más desigual en la etapa del capitalismo que en todas las demás. Y no siendo igual ni produciéndose al mismo tiempo, el desarrollo histórico, del cual la revolución es solamente una manifestación, no puede conducir a pueblos diferentes a la revolución en un mismo tiempo histórico. La revolución se va dando de país en país según sean las condiciones en que ese país se haya desarrollado en lo económico, en lo social, en lo político; y si todos los países no se desarrollan al mismo tiempo ni en la misma forma, es imposible que la revolución se de en todos a la vez y por las mismas razones.


Así, cuando león Trotsky produjo su tesis de la revolución permanente cayó en un error teórico gravísimo, y en errores de ese tipo no se cae, tratándose de un revolucionario de tanta importancia como era su caso, si no se parte de una base: la de la escasa o incompleta preparación teórica de su autor. Ahora bien, ¿Dónde podemos hallar la explicación de esa incompleta preparación teórica en un revolucionario de la talla de León Trotsky? En que actuaba mucho pero no pensaba mucho o no dedicaba el tiempo necesario a leer a los teóricos de la revolución; y no solo a leerlos sino a analizarlos, a meditar en lo que ellos habían dicho, a buscarles el derecho y al revés de sus ideas. El que sí hizo eso fue Lenin, razón por la cual no cometió los errores teóricos que cometió Trotsky, cuyas cualidades excepcionales en todos los demás campos Lenin fue el primero en reconocer.


Juan Bosch
Vanguardia del pueblo,añoII,No.30 Santo Domingo,15-30 de octubre de 1975.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Un comentario en «Bosch: león Trotski y el trotskismo»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: