«Las universidades están graduando profesionales que nunca en su vida han trabajado la tierra. Solamente tienen conocimientos teóricos sobre el campo y saben menos que el agricultor», expresó al dictar la conferencia: «Es necesario, posible y urgente emancipar a los agricultores del paternalismo estatal», en el auditorio de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE). «He llegado a la conclusión de que estos agentes externos no son los culpables del fracaso de la agricultura.

Polan Lacki, ingeniero y especialista internacional en asuntos agropecuarios, manifestó su preocupación por la deficiencia en la formación académica de los futuros agricultores y consideró que el principal factor que ha sumergido a este sector en la pobreza no son las malas decisiones políticas o la falta de atención de los gobiernos, sino la falta de calidad educativa en las escuelas.

El verdadero enemigo es interno, está dentro de cada agricultor que se permite cometer muchos errores, la mayoría muy básicos, que ponen en riesgo toda la producción. Es en el cúmulo de estas ineficiencias y errores aparentemente inofensivos donde está el peligro que nos está llevando al fracaso», declaró.

El experto dijo que los agricultores en toda América Latina tienen más de 55 años buscando excusas para justificar sus fracasos en el cultivo de la tierra, pues delegan su responsabilidad a las autoridades políticas, al capitalismo, imperialismo, neoliberalismo y a otros actores externos que, «aunque no dejan de ser importantes, no son la principal razón de sus fracasos».

Dijo que al agricultor le falta espíritu asociativo, vive en la cultura del minifundio y presionado por el sector publicitario, pues compra costosas maquinarias a las que luego no puede sacarles el mayor provecho. Agregó que uno de los errores más graves que cometen los que cultivan la tierra es que se dedican al monocultivo, lo que entiende los hace altamente dependientes del crédito y vulnerables a las plagas y enfermedades.

Polan Lacki explicó que otra razón que impide el desarrollo del sector agrícola es que los procedimientos usados en el cultivo de la tierra son arcaicos.

Expresó que el agricultor latinoamericano no sabe producir porque los volúmenes de cosecha son muy pobres en comparación con los vecinos del viejo mundo. El expositor presentó ejemplos muy concretos sobre los márgenes de rendimiento de los productores de América Latina en comparación con otros países de Europa. «Si sumamos todos estos errores, no es de sorprender que los agricultores estén altamente endeudados. Ninguna de estas acciones depende de resoluciones políticas o de altas inversiones, ni de sofisticaciones tecnológicas. Depende, simplemente, de tomar las decisiones correctas», expresó.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: