La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es vp5gllv2kaxkr3256v5hse2rjm.jpg
Juan Bosch en 1963 cuando se juramentaba como Presidente.

 Amigos lectores, luego de las elecciones presidenciales y congresionales del pasado 5 de julio 2020 que terminaron con 16 años ininterrumpido del PLD en el gobierno, 2004-2020 y la llegada del PRM al poder con Luis Abinader a la cabeza abre un nuevo capítulo en la historia política dominicana.

Entendemos que en la republica dominicana se abrirá al finalizar la segunda década del siglo XXI una nueva etapa política acompañada de un proceso de recomposición de fuerzas políticas, económicas y   sociales que le darán a la república dominicana una nueva configuración al espectro político totalmente diferente.

Un PRM que llega al poder por primera vez y un PLD que pasa de partido de gobierno a partido opositor; un Leonel Fernández que entra al escenario con una nueva fuerza política llamada a jugar un papel preponderante en el proceso de recomposición política indicado anteriormente. 

Desde hace muchos siglos alguien dijo: “El que no sabe de dónde viene no sabe a dónde va”. De ahí la importancia de estudiar la historia, nuestros orígenes, causas y efectos de nuestros grandes y trascendentes acontecimientos históricos, los aportes de nuestros héroes y patriotas. Dicen que no se ama y defiende lo que no se conoce. Vamos a estudiar nuestra historia para amar y defender a nuestra adorada quisquella, la tierra de Duarte, Luperon y Juan Bosch, las tres raíces del árbol de la patria. 

Por ahora estudiaremos la historia contemporánea a partir de la muerte de Trujillo.

Iniciamos este periplo histórico con la lectura y comentarios de algunos capítulos del libro escrito por el profesor juan Bosch: “Crisis de la Democracia de América en la República Dominicana”. Escrito en el exilio luego del golpe estado a su gobierno democrático en 1963. El libro dedicado a José Francisco Peña Gómez dice así: A José Francisco Peña Gómez, y en él a la juventud del pueblo, semilla de esperanza en la tierra dominicana. © Juan Bosch, 1964.

Del libro “Crisis de la Democracia de América en la República Dominicana” dice el profesor Bosch: “Este libro se ha escrito para poner de relieve ante los ojos de dominicanos y latinoamericanos las debilidades intrínsecas de una sociedad cuyo desarrollo ha sido obstaculizado sistemáticamente por fuerzas opuestas a su progreso. Como resultado de esas debilidades, la democracia, creada por el Pueblo, era también intrínsecamente débil y no podía hacer frente a sus enemigos tradicionales”.

La democracia, Sigue diciendo el profesor, “es un régimen político que se mantiene sobre la voluntad de todos los sectores sociales y de todos los individuos que tienen alguna responsabilidad que cumplir como ciudadanos. Si falta esa voluntad, la democracia no puede sostenerse.

En la República Dominicana, los sectores sociales más influyentes y los líderes políticos que habían conquistado prestigio luchando contra la tiranía, conspiraron en la forma más vulgar para derrocar el sistema democrático; trabajaron concienzudamente en los cuarteles para llevar a los soldados a dar el golpe del 25 de septiembre de 1963. Los soldados se dejaron conducir a esa triste hazaña.  

En la República Dominicana, dice Bosch, “se da un fenómeno social digno de estudio: las masas del Pueblo tienen más conciencia, más patriotismo, más concepto de sus deberes ciudadanos que la alta y la mediana clase media, de las cuales salieron los líderes conspiradores de 1963. En ese sentido, las diferencias son muy marcadas. Cualquier desocupado de los barrios pobres de la Capital del país puede dar lecciones de honestidad política a los que fueron candidatos presidenciales en las elecciones de 1962; y la razón no está en virtudes personales del primero y en vicios personales de los segundos; la razón está en que el primero pertenece a un grupo social coherente y los segundos pertenecen a grupos sociales incoherentes”.

Bosch explica: “A menudo, en estos países nuestros quieren verse los acontecimientos sociales y políticos en función de los hombres que más se destacan en ellos; y no se ve lo que hay debajo, las corrientes que mueven los suelos, los dedos que manejan los hilos de los títeres. En cierto grado, todos somos títeres de fuerzas más poderosas.

Hasta cierto punto, este libro es continuación de uno anterior: Trujillo: causas de una tiranía sin ejemplo. Aquel fue escrito poco antes de que Trujillo terminara muerto y tirado como un saco de yuca en el baúl de un carro propiedad de uno de los que ajusticiaron al “Jefe”.

Trujillo fue el producto de todas las fuerzas históricas adversas al desarrollo del Pueblo dominicano a contar del día mismo en que Colón descubrió la isla en que se halla hoy la República Dominicana. Pero la tiranía de Trujillo generó fuerzas nuevas y prolongó muchas de las anteriores. (…) no sabía que muchos antitrujillistas eran, en realidad, aspirantes a sustituir al tirano, no a liquidar su régimen. El golpe del 25 de septiembre de 1963 sirvió para dejar eso en claro”.  “Los dominicanos tienen que limpiar su tierra de esa mala semilla. En el trabajo de limpieza, yo cumplí mi parte como líder político, como presidente democrático, y ahora aspiro a hacerlo con este libro”. Juan Bosch, Luquillo, Puerto Rico, 31 de julio de 1964.

Historia contemporánea a partir de la muerte de Trujillo/ Primera entrega

En la próxima entrega:

CAPITULO I: Sinopsis capítulo I del libro del profesor Bosch “Crisis de la Democracia de América en la República Dominicana” I.  A LA MUERTE DEL TIRANO

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: