Todos conocemos esa maravillosa sensación de dormir bajo sábanas recién lavadas. Una cama limpia y cómoda es suficiente para hacer feliz a cualquiera.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es limpieza-de-colchones-profesional.jpeg

Por extraño que parezca, muchas personas nunca han limpiado su colchón. Si supieras lo que se puede encontrar allí, probablemente lo pienses de nuevo. Tener sábanas limpias no significa necesariamente que estés durmiendo en una cama limpia. De hecho, se recomienda limpiar el colchón dos veces al año para garantizar que la cama en la que duermes esté realmente limpia.

¿Qué tan asqueroso puede ser un colchón?

¿Alguna vez has pensado en cuántas células cutáneas pierden los humanos cada hora que pasa? Bueno, ¡millones! Estas células de la piel normalmente permanecen en la superficie de las sábanas, pero algunas de ellas se mezclan con las fibras y con el sudor. Como resultado, se abren camino hacia tu colchón. En otras palabras, tu colchón necesita atención seria y es importante limpiarlo.

Para las personas con alergia a los ácaros del polvo doméstico, lo anterior es evidentemente una noticia terrible. Para esas personas es importante limpiar el colchón con frecuencia. ¡Especialmente porque se sabe que los ácaros del polvo son muy aficionados a las células de la piel! ¿A menudo te despiertas por la mañana con la nariz tapada, congestionada o con picazón, y te duelen los ojos cuando te despiertas? Lo más probable es que estos pequeños monstruos se hayan metido en tu cama.

Los colchones se duplican en peso cada 10 años

Es posible que nunca hayas pensado en esto, pero es un hecho que un colchón duplica su peso cada 10 años. Es posible que tu colchón ya haya duplicado su peso. En primer lugar, está la acumulación de cabello humano, células de la piel, mohos, bacterias, polvo y ácaros del polvo doméstico. Y luego están los excrementos de estos ácaros del polvo doméstico y los insectos muertos. Suena bastante aterrador, ¿verdad? No te preocupes, limpiar tu colchón no es difícil en absoluto y puedes hacerlo tú mismo muy fácilmente. Consulta la página siguiente, donde explicaremos los pasos.

Con estos tres pasos, limpiarás tu colchón rápida y fácilmente.

Aquí tienes lo que se necesita:

  1. Bicarbonato de sodio
  2. Una aspiradora
  3. Un paño húmedo

Paso 1

Comienza aspirando tu colchón a fondo. Esto elimina el polvo y la suciedad en la parte superior de tu colchón y evita que llegue hasta él. Solo asegúrate de que tu aspiradora esté limpia antes de utilizarla en tu cama. Si no, tu colchón solo se ensuciará más.

Paso 2

El bicarbonato de sodio asegura que te desharás de todos esos olores desagradables, ¡y lo puedes encontrar en todos los supermercados! El bicarbonato de sodio hará su magia, extrayendo olor, humedad y suciedad y dejando el colchón fresco y limpio nuevamente.

Paso 3

Elimina las manchas de tu colchón con un paño húmedo. Extiende una mezcla de bicarbonato de sodio, agua y sal sobre las manchas y déjalo reposar durante 30 minutos. Luego límpialo con un paño empapado en agua fría.

Estos pasos también funcionan perfectamente para las almohadas. Si no has limpiado tu colchón durante mucho tiempo, puede valer la pena contratar a un profesional para que haga la limpieza. Normalmente esto cuesta alrededor de 35 euros. Los consejos mencionados anteriormente pueden ayudarte a mantener el colchón correctamente.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Un comentario en «¿Nunca has limpiado tu colchón? Si supieras esto, lo habrías hecho hace mucho tiempo»
  1. […] ¿Nunca has limpiado tu colchón? Si supieras esto, lo habrías hecho hace mucho tiempo7 Ene 2022Con estos tres pasos, limpiarás tu colchón rápida y fácilmente. Aquí tienes lo que se necesita: Bicarbonato de sodio Una aspiradora Un paño húmedo […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: