De acuerdo al ejército estadounidense, China tendría en su poder un vehículo capaz de entrar en EE.UU. desde el polo sur, por su frontera con México, sin poder ser detectado por los radares. «Esto produjo el terror y el horror de Estados Unidos, como cuando en 1975 los soviéticos pusieron el primer Sputnik», expresó el analista internacional