El acuerdo anunciado para que el país sudamericano se incorpore al programa de La Franja y la Ruta permitirá financiar proyectos de infraestructura por casi 24.000 millones de dólares. La construcción de una central nuclear, la terminación de dos represas, gasoductos y la inversión en trenes de carga y pasajeros, son algunos de los proyectos.

Central nuclear Atucha - Sputnik Mundo, 1920, 07.02.2022

© Foto : Gentileza CNEA

El acuerdo entre el Gobierno de Alberto Fernández y el de Xi Jinping para que Argentina se incorpore a la Franja y la Ruta de la Seda permitirá que el gigante asiático financie importantes obras de infraestructura en suelo argentino por un total de casi 24.000 millones de dólares.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) o ‘Nueva Ruta de la Seda’ es un programa impulsado por el Gobierno de China para promover su comercio internacional, tanto terrestre como transoceánico. Mediante el programa, el gigante asiático canaliza varias de sus inversiones en infraestructura en terceros países, como una forma de fortalecer las capacidades productivas y comerciales de países que pueden ser socios comerciales relevantes para China.

La Nueva Ruta de la Seda comenzó a expandirse desde 2013, fundamentalmente en el continente asiático y con la incorporación de vecinos chinos como Mongolia, Afganistán o Pakistán. El programa llegó, a través de la denominada ‘Ruta Marítima de la Seda‘, a América Latina en 2017, cuando Panamá se convirtió en el primer país latinoamericano en el plan.

Argentina, nueva parada de la Ruta de la Seda, el plan estratégico de China

En 2018 se sumarían varios países latinoamericanos más: Costa Rica, El Salvador, Surinam, Guyana, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Chile y Uruguay. En 2019 fue el turno de Cuba y Perú.

La incorporación de Argentina promete que el país sudamericano obtendría financiamiento chino para «obras de infraestructura estratégicas» en suelo argentino que serían desembolsados en dos paquetes. Según informó el Gobierno argentino, los dos países acordaron una primera entrega de 14.000 millones de dólares, al tiempo que un segundo paquete de 9.700 millones de dólares se analizado por los dos países en un Grupo Ad Hoc creado en el marco del acuerdo.

El nuevo financiamiento chino será clave para la llegada de nuevas inversiones y facilitaría el avance de algunos importantes proyectos previstos. En diciembre de 2021, un artículo el diario argentino El Cronista consignaba que Argentina espera que la colaboración con China permita asegurar el financiamiento para 17 proyectos de infraestructura clave para el país.

Los principales proyectos chinos en Argentina

Central nuclear Atucha III

Entre los más notorios está la construcción de una nueva central nuclear —sería la cuarta en el país sudamericano—, que ya se conoce con el nombre de Atucha III. La colaboración chino-argentina para la construcción de la planta ya quedó expresada en un acuerdo firmado el 1 de febrero de 2022 por la estatal argentina Nucleoeléctrica Argentina y por la Corporación Nuclear Nacional de China.

El proyecto abarca la construcción de un reactor nuclear de 1.200 megavatios eléctricos en el Complejo Nuclear Atucha, en la localidad de Lima, provincia de Buenos Aires, donde funcionan ya las dos centrales Atucha I y Atucha II. La nueva central nuclear tendrá una vida útil de 60 años.

El acuerdo prevé una inversión total superior a los 8.000 millones de dólares y estipula el comienzo de las obras para finales de 2022, con la creación de unos 7.000 puestos de trabajo.

Represas hidroeléctricas en Santa Cruz

La Franja y la Ruta también sería fundamental para consolidar la construcción de dos represas hidroeléctricas en la provincia de Santa Cruz, en el sur del país. Ambas terminales —que llevarán los nombres de los exgobernadores santacruceños Néstor Kirchner y Jorge Cepernic— permitirían reforzar la generación de energía eléctrica en 1.310 megavatios. La construcción estará a cargo de la empresa China Energy Engineering Corporation (CEEC).

Argentina nuclear: el potencial energético de un país con larga trayectoria atómica

Un nuevo sistema de gasoductos

A mediados de 2021, la Secretaría de Energía de Argentina firmó un acuerdo con un consorcio integrado por las empresas Powerchina y Shanghai Electric Power Construction para la construcción de un Sistema de Gasoductos denominado ‘Transport.Ar Producción Nacional’.

Según el Gobierno argentino, el sistema de gasoductos permitirá a Argentina transportar 24 millones de metros cúbicos diarios de gas natural, algo que generará un ahorro de 1.465 millones de dólares anuales para el país y un ahorro fiscal de 1.060 millones de dólares por la sustitución de importaciones de GNL y Gas Oil.

Reactivación de trenes de carga y pasajeros

Otro de los proyectos es la reactivación de tres líneas ferroviarias de carga y una de pasajeros, un proyecto en el que participarán las empresas China Railway Construction Corporation Limited, China Machinery Engineering Corporation, CRRC Corporation Limited y Yutong. La firma del acuerdo con las empresas, realizada el 11 de diciembre de 2020, contó con la presencia del propio presidente argentino Alberto Fernández.

En total, los cuatro proyectos insumen una inversión de 4.695 millones de dólares y permitirán reactivar las líneas de carga San Martín, Belgrano Cargas y Norpatagónico. A su vez, el proyecto implica la adquisición de material rodante para tres líneas de pasajeros. La línea Belgrano Sur incorporará 111 coches, la Sarmiento 45 y el Tren de la Costa 20.

El holding ruso TMH suministrará 560 vagones del tren eléctrico Ívolga a la Argentina

Ampliación del parque fotovoltaico Caucharí

El Parque Solar Caucharí, ubicado en la provincia de Jujuy, en el norte de Argentina, comenzó a funcionar en 2020. Con una extensión de 800 hectáreas y capacidad para generar 300 megavatios de potencia, es considerado uno de los parques solares más importantes de la región y una referencia en el mercado de las energías renovables.

Tras la primera etapa, el Gobierno de Jujuy apunta a ampliar el sitio para llevar su generación a 500 megavatios, convirtiéndolo así en el parque fotovoltaico más importante de Sudamérica. Las obras de ampliación estarán a cargo de las compañías chinas Powerchina y Shanghai Electric Power Construction.

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: