Rico en vitamina C, minerales y antioxidantes, el limón es, sin duda, una de las frutas más saludables que existen. Pero, ¿sabías que el zumo de limón es capaz de frenar el envejecimiento y bajar el colesterol?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es agua-de-limon.png

El agua con zumo de limón es un remedio natural para quienes padecen trastornos digestivos, pues estimula la secreción del ácido clorhídrico y la bilis, algo que, a su vez, acelera la digestión.

«Se recomienda tomarlo unos 30 minutos antes de comer y no más de 2 o 3 veces al día. No hace falta beber agua con limón con el estómago vacío, mejor sería comenzar el día con tomar un par de vasos de agua», explica a Sputnik la nutricionista rusa Natalia Kúnskaya.

El zumo de limón es una fuente perfecta de vitamina C (40 miligramos por cada 100 gramos) que no solo actúa como un poderoso antioxidante, que protege a las células de los radicales libres y, por lo tanto, frena el envejecimiento prematuro, sino que también refuerza el sistema inmune.

El limón también es rico en flavonoides que tienen propiedades antiinflamatorias e incluso pueden reducir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas, pues equilibran el metabolismo y los sistemas sensoriales del cerebro.

La vitamina C presente en el zumo de limón también contribuye a mejorar la salud del sistema cardiovascular. Varios estudios demostraron que las personas que tenían altas concentraciones de esta vitamina en la sangre tenían niveles más bajos del colesterol y los triglicéridos y tenían una mejor salud metabólica en general. También se sabe que la vitamina C aumenta la eficacia de la metformina, un medicamento utilizado en el tratamiento de la diabetes.

Algunos expertos aconsejan mezclar el zumo de limón con el ajo o la miel. Así, en 2016, un estudio reveló que los pacientes que tomaron tan solo una cucharada del zumo con 20 gramos de ajo experimentaron una reducción en los niveles del colesterol, las lipoproteínas de baja densidad y la presión arterial.

Paradójicamente, si bien por su nivel de acidez pueda parecer extraño, el limón podría ser de gran ayuda para quienes sufren de gastritis o de úlceras de estómago, pues tiene propiedades cicatrizantes, antisépticas y protectoras.

Tomado del blog amigo de EL COMUNISTA.NET

Sputnik

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: