“La ciencia del clima advierte de que ya estamos peligrosamente cerca de los puntos de inflexión que podrían generar una cascada de consecuencias climáticas irreversibles”, aseveró el secretario general de ONU, António Guterres.

“La ciencia del clima advierte de que ya estamos peligrosamente cerca de los puntos de inflexión que podrían generar una cascada de consecuencias climáticas irreversibles”, aseveró el secretario general de ONU, António Guterres.

Pese a lo acordado en 2015 para mantener el calentamiento global por debajo de 2 °C, las temperaturas han aumentado, generando que los desastres naturales aumenten.

“Nos encontramos ante una emergencia climática”, esta declaración forma parte del mensaje del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, sobre la publicación, el pasado 4 de abril, del tercer informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por su sigla en inglés).

En el documento, los científicos han alertado que las temperaturas de la Tierra van a superar los límites establecidos, a menos que se proceda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un plazo más rápido de lo que ya varios países habían anunciado que lo harían.

De no tomar medidas inmediatas, las consecuencias podrían ser catastróficas. “El jurado ha emitido su veredicto. Y es de condena. Este informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático es una letanía de promesas climáticas incumplidas”, afirmó Guterres.

El secretario general también consideró que lo revelado en el informe “es un registro de la vergüenza, que cataloga las promesas huecas que nos encaminan con paso firme hacia un mundo inhabitable”.

Guterres advirtió que el camino hacia el desastre climático se está transitando por la vía rápida, lo que incluye grandes ciudades inundadas, olas de calor que no se han registrado nunca, escasez de agua generalizada, la extinción de especies plantas y animales, entre otras situaciones. Es un llamado de alerta que debe atenderse.

“Vamos camino de un calentamiento global de más del doble del límite de 1,5 grados acordado en París. Algunos líderes gubernamentales y empresariales están diciendo una cosa y haciendo otra. Simple y llanamente: están mintiendo. Y los resultados van a ser catastróficos”, explicó Guterres en su mensaje.

Aunque en el reporte no se especifica la responsabilidad de ningún país por esta situación, las cifras revelan que una parte significativa del dióxido de carbono en la atmósfera fue liberada por países ricos, quienes fueron los primeros en quemar petróleo, carbón y gas desde la revolución industrial.

Los especialistas de ONU precisaron que un 40 por ciento de las emisiones producidas, desde aquel entonces, son de Europa y de Norteamérica, mientras que un 12 por ciento corresponde a Asia.

Foto: Pixabay

Pese a lo acordado en 2015 para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius (°C), las temperaturas han aumentado en más de 1,1 °C, generando que los desastres naturales aumenten, como el calor extremo, las inundaciones, los huracanes e incendios forestales, situaciones que ponen en riesgo vidas humanas.

El ente detalló que las emisiones globales proyectadas superan el máximo acordado en París y dificultan alcanzar el límite de 2°C después de 2030.

“La ciencia del clima advierte de que ya estamos peligrosamente cerca de los puntos de inflexión que podrían generar una cascada de consecuencias climáticas irreversibles”, aseveró Guterres.

Acciones inmediatas

Guterres enfatizó que este tercer informe del IPCC plantea la necesidad de la reducción de las emisiones, con opciones viables en todos los sectores para avanzar en la limitación del calentamiento global a 1,5 °C.

También insta a “triplicar la velocidad de la transición a las energías renovables”, es decir, ir dejando atrás las inversiones y subvenciones de los combustibles fósiles para pasar a las energías renovables, entre ellas la eólica y la solar.

Pese a que varios representantes de países y empresas han concurrido a cumbres climáticas para presentar sus esfuerzos en la reducción de emisiones, todavía siguen las inversiones en combustibles fósiles y otras actividades que son contaminantes.

El secretario general de ONU pidió que se apoyen a las principales economías emergentes para que realicen esta transición, que se dé una mayor protección a los bosques y ecosistemas que pueden ser “potentes soluciones climáticas”, la reducción de emisiones de metano, y poner en práctica los compromisos acordados tanto en París como en Glasgow.

Apoyo de todos

Guterres recordó que existe una deuda con la juventud, la sociedad civil y las comunidades indígenas, quienes han realizado varios llamados de alerta para que se tomen acciones. “Todos podemos poner de nuestra parte”, reiteró.

Asimismo, explicó que el paso a energías renovables permitirá que se repare la “matriz energética mundial”, dando esperanza a millones de personas que se ven afectados por el impacto del clima en todo el mundo.

“Es hora de que dejemos de quemar nuestro planeta y empecemos a invertir en las abundantes energías renovables que nos rodean”, enfatizó Guterres, siendo un llamado para evitar que el planeta se convierta en “un mundo inhabitable”.

Telesur

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: