falta oportunidades y carencia educación llevan jóvenes a delinquir

Familias disfuncionales; falta de oportunidades y carencia de educación llevan a los más jóvenes a delinquir en RD

Por: Rosmery Féliz C.-  Bandas delictivas lideradas por jóvenes que con menos de 25 años mantienen en zozobra distintos sectores del país. Recientemente, la Policía Nacional mató a José Miguel Calderón “Bombo” a quien le atribuye ser el líder de la banda “Los menores”.

“Bombo” solamente tenía 20 años. De acuerdo a la psicóloga Ana Simó, la desintegración de la familia, la sociedad y la falta de educación son tres factores que llevan a los muchachos a la delincuencia rápida.

“Se dan varios factores, pero el principal y donde se origina todo es la familia. La familia tiene un impacto fundamental en todo”, expresó la presidenta del Colegio Dominicano de Psicología al ser contactada por N Digital.

Aseguró que últimamente en las familias se está viendo una falta de valores y falta de unión “se está viendo familias muy desunidas”.

Asimismo, expresó que la falta de los padres o una madre con distintas parejas hace que los niños a temprana edad cojan las calles.

“A veces los muchachos no tienen la presencia de un padre, ni de la madre. Muchas veces es una abuela que lo está criando o la ausencia de la madre por estar trabajando, porque el papa está ausente o porque la madre ha tenido varios esposos, lleva a que esos muchachos desde muy temprana edad estén en las calles”.

La escuela
La experta en el tema destacó que el segundo factor es la escolaridad. Además, aseguró que los jóvenes desertan de las escuelas entre los ocho y 12 años.

“A los ocho años disertan de la escuela, al disertar de la escolaridad no hay motivación, no hay una meta, porque la educación es el segundo factor”, dijo.

Simó expresó: “Cuando tú tienes una educación, ya tú comienzas a tener propósitos claros en la vida, que es lo que te empuja a querer salir de esa zona, que lamentablemente no te lleva a nada bueno”.

¿Por qué algunos muchachos de los barrios si salen y otros no?

La doctora resaltó que esos chicos se juntan con los jóvenes que están en su misma condición. “Ellos van a buscar unos iguales, porque esos muchachos no se van a juntar con muchachos de familias, se van a juntar con chicos que están en la misma condiciones de ellos”. Lamentó que muchos jóvenes han dejado la escuela por querer el dinero fácil.

“Es alarmante la cantidad de chicos que han abandonado los liceos en República Dominicana en los últimos 10 años. ¿Por qué han desertado?, porque quieren el dinero más fácil y porque tienen una presión de la casa”.

También, dijo que no solo es la necesidad de unos tenis, sino porque en sus casas les exigen desde temprano buscar dinero.

“Ellos mismos sienten la presión de que tienen que buscar dinero, y están viendo que los demás tienen una pasola. Y aquí comienza todo, empiezan a llevar tabaquitos, a robarse cositas, y hacer el peón”.

Igualmente, la terapeuta afirmó que la ausencia de amor, de una crianza real y genuina por parte de los padres es lo que hace que esos jóvenes formen parte de pandillas.

Las pandillas

La doctora Simó explicó que “la pandilla te acoge como una familia, algo que tú no tuviste en tu casa. La misma pandilla a ti te cuida, te protege y te da alimentación. Suena feo, pero, tú te sientes protegido por primera vez en tu vida, porque en tu casa a ti nadie te protegió”.

No obstante, explicó que el joven que sigue en la escuela está teniendo una “súper visión”. “Para que tenga esa súper visión tienen que tener a una madre presente y un padre que va al liceo, se interesa por saber las notas y está presente en todo”.

La psicóloga Simó comparó el municipio de Jarabacoa con otras comunidades, “en Jarabacoa el nivel de delincuencia es casi nulo, porque los liceos son manejados por curas, y el muchacho que no va a la escuela, el sacerdote va a la casa a ver qué está pasando, y si la mamá no se involucra el cura va al trabajo”.

“Pero lamentablemente, no a todos los colegios les importa lo que está pasando con los estudiantes”, destacó.

La terapeuta manifestó que los padres necesitan ayuda “los padres tienen que tener dos y tres trabajos, tenemos quedarles mayores oportunidades a los padres. Porque mientras más crece la pobreza menos oportunidades les damos”.

Oportunidades de crecimientos

Las escuelas tienen que estar diseñadas para que no solo sea un tema de expansión académica, “los muchachos tienen que tener oportunidades de crecimientos en otras áreas”.

Simó afirmó que en los barrios debe existir oportunidad de crecimientos, “los muchachos no tienen nada que hacer en los barrios”.

“Quizás en algunos barrios, algunos diputados, quizás, han hecho una cancha de basquetbol”, dijo.

Asimismo, expresó “en los barrios lo que se ve en una esquina es una banca, y en la otra esquina una máquina traga moneda”.

“No se está motivando los ejercicios físicos, no se está motivando el arte, y esas son de la forma que se puede revertir todo esto, a través de este tipo de actividades”, aseguró.

Destacó que esto es posible si el Gobierno ayuda, de lo contrario la psicóloga considera que las empresas privadas quizás no tengan la disposición de hacerlo. “Eso se debe hacer si el estado ayuda, si el Estado no ayuda, las empresas privadas yo no creo que estén en la disposición de hacerlo”.

La doctora enfatizó que para que el muchacho pueda salir del barrio y no caer en actos delictivos tienen que tener unos padres muy presentes y preocupados por ellos.

La psicóloga le recomendó a los padres pasar tiempo de calidad con sus hijos, demostrarles afectos y realizar actividades juntos.

A %d blogueros les gusta esto: