Mi primer amor.

Domingo Nunez

Domingo Nunez a los 17

Mi primera aventura amorosa aun vive en mis recuerdos. Dicen y parece cierto: «primer amor no se olvida».

El primer amor llego a mis 16 primaveras. Milen era media Dominicana y media china. Su mestizaje la hacía ver hermosa. Su negra y larga cabellera de genes orientales era todo un encanto. Sus labios carnosos eran apasionantes. Sus ojos medio achinados, vivaces y centelleantes, la hacían parecer una pura reina taina de la estirpe y hermosura de la Reina Anacaona.

La chica vino de los países. Desde el primer encuentro ella se fijo en mi. Yo, desde luego, también puse mis ojos en ella. Surgió todo un apasionante idilio. Vinieron los primeros besos de pura pasion.

Las historias de amor de Corin Tellado no distaban mucho del relato de este vehemente amor.

Los chicos del pueblo me la piropiaban. Incluso, algunos exageraban sobre mi, claro, nada santo. Ella me contaba todo. Hasta quienes decían ser mis amigos les tiraban su chinita. Muchos me felicitaban por tener una novia tan bonita.
A mediado de la decada de los 70s partió a Norteamérica con propósito de seguir estudiando.
Por allá, un apuesto joven japonés me la conquistó. Se caso. Se fue a vivir al Canadá. Tiempo más tarde recibí la información que estaria en el país por unos dias. Nos vimos. Hablamos de recuerdos y algunas explicaciones…

De regreso, vino lo inesperado, camino al aeropuerto en la autopista Duarte, un trágico accidente. Milen, la que fue mi primer amor no sobrevivió.

(A Milen a más de tres décadas de su partida)

Ver menos

Por Domingo.com/la Revista

Tiene por propósito poner a disposición de nuestros amigos lectores temas e informaciones de carácter social, económico, político, entre otras variedades que le permitan tener informaciones veraces y oportunas para su formación e información. Por igual, nos proponemos empoderar a nuestros amigos lectores de conocimientos de prácticas de salud para una vida placentera y productiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: