Desarrollo economico

Tony Raful: La caída libre del criterio

Cuando duerme no es responsable de sus sueños, fantasmas volátiles gobiernan las imágenes cerebrales, acuden en pandillas, recuerdos y experiencias donde no es posible en términos imperiosos la conexión. Los rostros y las imágenes se multiplican oníricamente, de tal manera que el ser consciente que pretende regirnos, entra en disolución temeraria, creando disturbios y mudanzas afectivas que un facultativo pretende abordar con pócimas.

Seguir leyendo...
A %d blogueros les gusta esto: