divorcios traumáticos

José Miguel Gómez: amores que no maten

Existen los amores que matan, que son asfixiantes, dependientes Elegir una pareja probablemente sea el acontecimiento de mayor ejercicio entre el cerebro y la emoción. Utilizar la madurez y la racionalidad para atreverse a confrontar y discriminar entre el placer, la seducción y los indicadores de alta peligrosidad que posee la pareja...

Seguir leyendo...
A %d blogueros les gusta esto: